AGREGAR A FAVORITOS
foral design
Cuentos para entender el mundo
domingo, 28 de febrero de 2016

"Una mujer que paseaba alrededor del lago observó a un escorpión intentando alcanzar la orilla. Sin pensarlo, se acercó, alargó su brazo y lo cogió. Pero, en ese mismo instante, le picó en la mano. Como reacción lo soltó y el animal cayó de nuevo al agua.

Tras unos segundos, la mujer vio cómo el escorpión intentaba de nuevo llegar a la orilla. Se acercó, alargó el brazo y volvió a cogerlo. Y este le picó de nuevo en la mano, cayendo otra vez al agua.

Por el sendero se acercó un campesino que había estado observado toda la escena:
-¿Por qué intentas salvar a ese escorpión? ¿No ves que está en su naturaleza picarte?

La mujer no le hizo caso y buscó alrededor algo con lo que sacarlo. Encontró un palo, se lo acercó y finalmente pudo dejarlo en tierra.
-Y en mi naturaleza está salvarlo -contestó."

Image 

 
Pensamiento de Dragón Azul
domingo, 28 de febrero de 2016
ImageCuál es tu lugar en el mundo? ¿Te lo preguntás a menudo?
No me refiero a tu profesión, ni a tu trabajo, ni a tu ideología política o tu religión, sino a ése espacio que ocupás en este planeta.
¿Alguna vez se te ocurrió pensar en lo importante que sos? Sí, vos. Sí, con ése diminuto lugar que decidiste ocupar, aun bajando la cabeza y permitiendo que sucedan cosas que no desearías. ¿Sabés que hay gente mucho peor que desearía estar en una situación como la tuya?
Pero si no enfrentás las dificultades, si no seguís lo que bulle en tu corazón, si no comenzás a escucharte, jamás sabremos cómo es tu voz, qué tenías para decir, cómo mejoraría este mundo con tu presencia.
Porque el mundo cambia cuando muchos se reúnen, pero cada uno debe saber claramente lo que desea, no dejarse llevar por lo que otros quieren, no seguir lo que otros mandan, no permitir la opresión de los poderosos (aunque para vos el poderoso sea tu papá, tu religión, tu partido político, los que tienen más dinero que vos).
Si estás con vida, caminando en este mundo, es porque sos importante. Si estás leyendo estas palabras hasta el final es porque algo dentro tuyo ya se lo había planteado.
Creo en vos. Espero verte brillar, no importa que lo que hagas sea pequeño o grande, lo importante es que sea tuyo. Tu voz, tu belleza, tu opinión. Sos un ser único, irrepetible. ¿Por qué desperdiciar una combinación tan maravillosa?"
 
CON EL SOL ENTRE LOS OJOS
domingo, 14 de febrero de 2016

 
La única que se dio cuenta soy yo : Gustavo tiene un sol entre los ojos. Un pequeño sol  colorado, de rayos desparejos, como despeinados en los bordes... Cuando Gustavo mira ,enciende cada cosa que mira . La primera vez que lo advertí fue cuando puso antorchas a lo largo de la escalera de la escuela, una sobre cada peldaño, a medida que bajábamos...Me asombré tanto que no pude decir nada.
Otra vez, prendió las cortinas del salón de música. Yo estaba ubicada en la grada junto al ventanal y sentí que las espaldas me ardían de repente. Inquieta busqué a Gustavo entre el grupo de chicos que cantaban al lado del piano. Lo sorprendí mirando fijamente en dirección a mí. Mas tarde , cuando le pregunté cómo era posible que nadie mas se diera cuenta, me contestó con una larga sonrisa.
¡Pero una tercera vez encendió un mediodía a las once de la noche ! Fue en el mismo momento en que finalizaba la fiesta de mi cumpleaños y nos despedíamos con un beso ligerito en la puerta de mi casa. Entonces ya no pude soportar su silencio ni un minuto mas.
-¿Como explicártelo? - me dijo, medio avergonzado, cuando le exigí que respondiera a mi porque Ni yo entiendo bien que es lo que me está pasando...Parece que solamente nosotros dos lo notamos...¿Vas a ser capaz de guardar el secreto, no?  Le aseguré que si sin pensarlo, por que lo cierto era que ya no podía desoír las ganas que tenía de confiarle a todos mi maravilloso descubrimiento. Contárselo a la maestra, frente al grado, eso es lo que hice.
De puro tonta nomás, una mañana quebré lo prometido y me decidí :-Señorita...-le dije-¡Gustavo lleva un sol entre las cejas!¿Usted no lo ve? La maestra se balanceó en su silla, divertida. Las risas de mis compañeros sacudieron el aula. Gustavo me miró asombrado y la sala pareció quemarse. Allí estaba su sol, mas brillante que otras veces, abriendo un caminito rojo con sus rayos. Un caminito que empezaba en su cara y terminaba en la mía . Un caminito vacío completamente en llamas. Fulminante.
-¿Que fantasía es ésta?-exclamó la maestra-.¡El único sol que existe es aquel!-y la señorita el disco de oro colgado de una esquina del cielo, justo de esa esquina que se dobla sobre el patio de la escuela. -Se burlaron , ¿viste? -me susurro Gustavo ni bien salimos del patio.  -¿Qué necesidad tenias de divulgar el secreto? ¿Acaso no te vasta con saber que es nuestro?   Sí. Ahora me basta. Aprendí que es inútil pretender que todos sientan del mismo modo. Aunque sean cosas muy hermosas las que uno quiera compartir ...
Desde entonces no he vuelto a contárselo a nadie. Pero esta maravilla continúa desbordándome y necesito , volcarla ,al menos ,en mi cuaderno borrador. Por eso escribo.
En los recreos , casi siempre sigo siendo solo yo la que juega con Gustavo.-Es un pibe raro ...murmuran los demás chicos. Y tienen razón .Sí. Gustavo es un muchachito diferente, pero por su sol, que únicamente yo tengo el privilegio de ver. ¡ Y es hermoso ser distinto por llevar un sol entre los ojos ! Gustavo. Mi mas querido amigo.
Pasamos las tardes de los domingos correteando por la plaza y el sigue incendiando cada cosa que mira, una por una :el agua de la fuente se llena de fogatas. La arena bajo el tobogán es una playita incendiada. Los árboles lanzan llamas a su paso y hasta las mariposas ,si las toca su mirada, son fósforos voladores ...Ahora que lo escribí, el secreto ya no me pesa tanto ...Estoy contenta y sin embargo, tengo una duda: ¿seré yo su amiga mas querida?  Me parece que si, porque, aunque no se lo pida, Gustavo viene a buscarme a través de su caminito en llamas ...Cuando llueve, el se apura a regalarme sus tibios rayitos ...Cuando estoy triste, ilumina mi vereda hasta hacerme sonreír ...
Por eso, aunque nadie lo vea, aunque me hayan dicho que es un disparate, aunque me vuelvan a  repetir cien veces que es imposible, yo estoy segura, yo lo creo : Gustavo tiene un sol entre los ojos.

Image 

 
Cómic
domingo, 14 de febrero de 2016
Image
 
Poesia
domingo, 14 de febrero de 2016
Image
 
NERINA CANZI
domingo, 14 de febrero de 2016
Image
 
BRUJA METEORÓLOGA...María Inés Linares
lunes, 01 de febrero de 2016

Ilustración: Leo Batic

Quienes no conocen su poder suelen criticarla por andar con la cabeza en las nubes. No entienden que ese es precisamente su trabajo. Y sus cinco sentidos, las herramientas a su servicio.
ImageCon sus enormes anteojos de aumento, pasa horas observando el cielo. La lente izquierda le permite dialogar sin palabras con las nubes: así, convence a los pacíficos cirrus para que brinden un atardecer luminoso en un domingo demasiado melancólico; o convoca suficientes cumulonimbus para desatar esa tormenta por la que las cosechas ruegan. La lente derecha, en cambio, le sirve para anticipar arcoiris, tormentas eléctricas, auroras boreales… todo lo que ella llama “los efectos especiales”.
Con su nariz olfatea y disfruta las tormentas a kilómetros de distancia. Como el olor de la lluvia nunca es igual, sino que cambia según de dónde provenga, ella puede no solo pronosticar cuándo lloverá, sino hacer anuncios tales como “viene agua de las sierras, trae perfume de manzanilla; ideal para que las rubias se laven el pelo”. O “cuidado con esta lluvia, viene cargada de hollín: no dejen ropa tendida porque tendrán que volver a lavarla”.
Con sus orejas, apenas disimuladas entre los mechones despeinados de su pelo, capta los arpegios de los vientos. A veces cambia impresiones con la bruja directora de orquesta, que en cierto modo es casi su socia. Después de todo, alguien tiene que marcar el compás.
Le basta con asomar la punta de la lengua para sentir el sabor de las estaciones: se ilusiona con el gusto a tilo y a flor de paraíso que trae la primavera, con el sutil dulzor de chocolate del otoño tardío. La bruja cocinera suele consultarla para planear su menú según el gusto que tiene el aire del día. Porque no es cuestión de desentonar.
Y qué decir de su piel… Aunque es pudorosa y casi siempre va cubierta con su túnica demasiado amplia y algo desprolija, cuando sabe que está sola se desnuda para que el aire escriba sobre sus poros. Así, sabe el momento exacto en el que el calor del sol anuncia que el verano ha comenzado, más allá de lo que los calendarios (y el deseo de la gente) indican. O se estremece con los primeros copos de nieve… varios días antes de que caigan.
A veces, cuando se siente un poco melancólica, piensa que sería más divertido no saber. Pero enseguida se arrepiente y acepta agradecida el regalo que la Naturaleza le hace al compartir con ella sus planes antes de ejecutarlos.
La gente aplaude su infalibilidad y le dice: “Ojalá los de la tele acertaran siempre, como usted”.
La bruja meteoróloga solo sonríe, mientras aconseja: “Mañana abríguense, porque va a refrescar”.

 Image

 

 
Fragmentos
domingo, 14 de febrero de 2016

Poco después se encontró Tom con el paria infantil de aquellos contornos, Huckleberry Finn, hijo del borracho del pueblo. Huckleberry era cordialmente aborrecido y temido por todas las madres, porque era holgazán, y desobediente, y ordinario, y malo..., y porque los hijos de todas ellas lo admiraban tanto y se deleitaban en su velada compañía y sentían no atreverse a ser como él. Tom se parecía a todos los muchachos decentes en que envidiaba a Huckleberry su no disimulada condición de abandonado y en que había recibido órdenes terminantes de no jugar con él. Por eso jugaba con él en cuanto tenía ocasión. Huckleberry andaba siempre vestido con los desechos de gente adulta, y su ropa parecía estar en una perenne floración de jirones, toda llena de flecos y colgajos. El sombrero era una vasta ruina con media ala de menos; la chaqueta, cuando la tenía, le llegaba cerca de los talones; un solo tirante le sujetaba los calzones, cuyo fondillo le colgaba muy abajo, como una bolsa vacía, y eran tan largos que sus bordes deshilachados se arrastraban por el barro cuando no se los remangaba. Huckleberry iba y venía según su santa voluntad. Dormía en los quicios de las puertas en el buen tiempo, y si llovía, en bocoyes vacíos; no tenía que ir a la escuela o a la iglesia y no reconocía amo ni señor ni tenía que obedecer a nadie; podía ir a nadar o de pesca cuando le venía la gana y estarse todo el tiempo que se le antojaba; nadie le impedía andar a cachetes; podía trasnochar cuanto quería; era el primero en ir descalzo en primavera y el último en ponerse zapatos en otoño; no tenía que lavarse nunca ni ponerse ropa limpia; sabía jurar prodigiosamente. En una palabra: todo lo que hace la vida apetecible y deleitosa lo tenía aquel muchacho. Así lo pensaban todos los chicos, acosados, cohibidos, decentes, de San Petersburgo. Tom saludó al romántico proscrito.

- ¡Hola, Huckleberry!

- ¡Hola, tú! Mira a ver si te gusta.

- ¿Qué es lo que tienes?

- Un gato muerto.

- Déjame verlo, Huck. ¡Mira qué tieso está! ¿Dónde lo encontraste?

- Se lo cambié a un chico.

- ¿Qué diste por él?

- Un vale azul y una vejiga que me dieron en el matadero.

- ¿Y de dónde sacaste el vale azul?

- Se lo cambié a Ben Rogers hace dos semanas por un bastón.

- Dime: ¿para qué sirven los gatos muertos, Huck?

- ¿Servir? Para curar verrugas.

Image 

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Siguiente > Final >>

Resultados 19 - 27 de 1161

TU VISITA es la nº:
ContadorContadorContadorContadorContadorContadorContador
ContadorEsta Semana255
______________
MUCHAS GRACIAS
Hay 2 invitados en línea
Menú principal
Inicio
Entrevistas
Cuentos para leer
Quien soy
Palabritas de Lucía
Descargas
Tablón de Avisos
Contactar
Deja tu comentario
Si lees uno...
Image
 
Me lo apunto
Image
 
Te espera en La Pizarra
Image
 
 
Últimas noticias
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?