AGREGAR A FAVORITOS
foral design
Tambien fueron niñ@s "Manolo Santana Santana" PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Administrator   
domingo, 22 de septiembre de 2013

ImageNació el 29 de Mayo de 1973 en la clínica de San José, en Las Palmas de Gran Canaria. Es el más pequeño de los cinco hijos que tuvieron Ñica y Manolito. Antes nacieron Carmen, Boro y las mellizas: Rosy y Lidia. Cuenta Ñica, su madre que de pequeño era un niño buenísimo: comía y dormía. Era tan dormilón- dice Ñica- que tenía que despertarlo para que comiera. Era muy bueno-dice- donde tú lo mandabas, allá iba, sin protestar. Al ser el más chiquitito de la Imagenumerosa familia tod@s tenía que cuidar de él. Siempre fue el más mimado- cuenta su hermana Lidia con cariño-. Rosy y yo- sigue Lidia- lo llevábamos y traíamos del colegio, le poníamos la comida y cuidábamos  porque mi madre se pasaba el día trabajando. En cierta ocasión Los Reyes Magos le dejaron un bicicleta que tuvo poco tiempo de vida porque su hermano mayor, Boro, intentando arreglarle un pequeño problema acabó desarreglándola para siempre, para alegría de Ñica que no le hacía gracia que el “pequeño” se lanzara por la cuesta a toda velocidad. Igual suerte- cuenta Lidia- corrió su sancheski que acabó en el cubo de la basura después de que Manolo diera con sus posaderas en el suelo ante la mirada de la abuela. Los estudios se le dieron bien  durante la EGB, luego ya le fue costando un poco más. Desde jovencito compaginó el estudio con el trabajo. Trabajaba en varias empresas mientras hacía sus pinitos en la radio, su pasión.

Se dedica a los medios de comunicación hace 20 años. Ha trabajado en numerosas emisoras de radio de la isla. Alguna vez se nos ha colado en la  televisión a través de Canal Nueve o la Televisión Autonómica. Durante muchos años formó parte de las voces de la radio de las medianías. Radio Sataute ha sido  su lugar de trabajo durante años; llevando a cabo todo tipo de programas: musicales, informativos, magazines, tertulias... Su gran profesionalidad y excelente voz lo han convertido en un presentador muy solicitado para conducir cualquier tipo de eventos, dentro y fuera del municipio. Hay que destacar también en él su lado emprendedor y solidario poniendo en marcha iniciativas y colaborando en otras en beneficio de los más necesitad@s.

Manolo después de muchos años ha vuelto a la Universidad dispuesto a terminar aquello que siempre soñó. En sus tiempos libres le gusta leer y jugar al tenis. Manolo no tiene hijos pero confiesa que le hubiera gustado. Pero le queda toda una vida…

 

 


 

 "Lo mejor del verano era lo mucho que duraba"

 

 Si te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • Un olor que me acude a la memoria es el del Cola- Cao caliente que mi madre me preparaba en las tardes de invierno cuando llegaba del colegio. Recuerdo llegar totalmente mojado por la lluvia y como mi madre me secaba y me ponía el Imagepijama para luego  ofrecerme la bebida calentita, mientras en la tele los payasos decían aquello de “¿cómo están ustedes?”. Es sin lugar a dudas el recuerdo más  dulce y feliz de mi infancia.

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Muy feliz las tardes de lectura en el colegio, recuerdo que los viernes los dedicábamos a leer juntos toda la clase o cabía la posibilidad de que la señorita Paqui nos dejara coger un libro de la biblioteca y leerlo, como ella decía, con la mente.
  • Muy triste tener que despedirme de mi gato “Fichita”, el pobre estaba enfermo y había que sacrificarlo, pero claro un niño de 6 años y de aquella época no entendía que tuviera que marcharse y ya no volver. Me costo bastante aceptar que ya no lo iba a ver mas.

 ¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Realmente para dormir me bastaba con que mi padre llegase a cantarme la canción de “Jackie y Nuca” o que mi madre me diese la mano hasta conciliar el sueño, pero recuerdo una linterna que me compro mi padre que utilizaba para iluminarme bajo las sabanas y aprovechar para leer algún comic o libro.
 ¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sólo: un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras …? ¿Te acuerdas del título?
  • Lo primero, al menos que recuerde  fue “El Pampinoplas” de la colección azul, de Barco de Vapor. Me gustaba imaginar que yo era su protagonista y que junto a mi abuelo vivía maravillosas  aventuras. Una de las partes que me encantaba era la que contaba que le habían puesto una vela a una bicicleta… cuantas veces subí en esa bici y Imagesurque los caminos de santa Brígida

 ¿De qué libro guardas un buen recuerdo y porque?

  • Además del Pampinoplas, guardo un buen recuerdo de “Alicia en el país de las maravillas”, supongo que el buen recuerdo viene dado a que fue el primer libro “gordo” que leí. Crecí en un barrio en el que no había muchos niños y por tanto gran parte de mis tardes las dedicaba a leer sentado en la escalera de mi casa..

 ¿Qué era lo mejor del verano?

Lo mejor del verano era lo mucho que duraba, Las tardes con mis primos haciendo tiraderas (tirachinas) con los elásticos que le comprábamos a Pepita en su bazar; jugar al futbol en la carretera sin camisa, andar descalzo todo el tiempo, la sensación de que podías hacer lo que quisieras porque el mundo te pertenecía.

 ¿Te gustaba jugar sólo o preferías las pandillas?

  • Prefería en pandilla, pero mis inviernos eran casi siempre solo, así que mi imaginación fue una muy buena compañera de infancia. Todo lo convertía en un juego. Hasta a la hora de comer imaginaba que era un gigante que se comía las casas de la gente.

 ¿Recuerdas alguno de tus juegos favoritos con los amigos?

Me encantaba jugar al Gua (boliche) y coleccionar los boliches, Las compotas que eran los mas grandes o, como nosotros les llamábamos, las chirringas las mas pequeñas. Nos apostábamos los boliches y entre media, cuarta y pata,. logre llenar una lata de galletas con mis boliches.

 ¿Cuál es el juguete del que guardas un especial recuerdo?

ImageUna gallina que mientras caminaba iba poniendo huevos y yo detrás recogiéndolos y volviéndolos a colocar para que no parase, era lo más simple del mundo pero se me iban las horas detrás  de la gallina.

¿Que te gustaba coleccionar de niño?

Coleccionaba los cromos que venían con los Yogures “ D. Quijote, La abeja Maya, El Bosque de Tallac".. Los Viernes por la tarde mi madre acudía al supermercado de Dorita y casi siempre me regalaba un sobre de mas. Me pasaba el tiempo sentado en la acera de la calle preparando los cromos, o como decíamos en la época las estampas, para que al llegar a casa solo tuviera que pegarlas en su sitio.

 De los amigos de la infancia, ¿conservas alguno?

  • Si, por fortuna muchos y la gran mayoría siguen en el pueblo. Además seguimos teniendo contacto aprovechando las nuevas tecnologías.

 ¿De pequeño querías ser como...? (personajes reales, ficticios, cercanos,..)

  • Senda, el niño indio del Bosque de Tallac, “Jackie y Nuca”: tener osos, vivir en el Bosque, viajar en canoa, eran cosas que me parecían maravillosas

¿Cuando eras pequeño que soñabas ser de mayor?

  • Desde pequeño quería salir en la tele y hablar con mucha gente. Conocer a muchas personas que me saludasen al pasar. Aprovechaba cuando no me veía nadie para simular un micro con el cepillo y presentar a los cantantes de Imageentonces. Me imaginaba en grandes escenarios con muchas luces y música. Realmente desde pequeño la radio fue algo que me llamo siempre la atención, de hecho uno de los regalos que recuerdo con mas entusiasmo fue una radio que me trajeron los reyes.

 ¿Se han cumplido los sueños de tu infancia?

  • Por fortuna si. Logré pisar esos grandes escenarios, rodearme de mucha gente y que me saludasen; logré hablar en la radio y convertir mi sueño de niño en mi modo de vida. Logré mantener al niño dentro de mi para que me ayudase a conseguir lo que quería. Por fortuna también esta el adulto que no se olvida de donde viene y que se siente muy orgulloso de pertenecer al lugar de donde soy.

 Si pudieras volver a ser un niño ¿que tres cosas no dejarías de hacer?.

  •  Primero no dejaría  de soñar. Volvería al colegio a comerme el pan de azúcar y a casa de mi abuela Carmen, para seguir escuchando las historias que me contaba, seguir aprendiendo de su sabiduría y empaparme de su cariño y por supuesto no dejaría de tomar mi Cola Cao cuando llegase del colegio y mi madre me estuviera esperando en las frías tardes de invierno.

 Image

 
< Anterior   Siguiente >

Menú principal
Inicio
Entrevistas
Cuentos para leer
Quien soy
Palabritas de Lucía
Descargas
Tablón de Avisos
Contactar
Deja tu comentario