AGREGAR A FAVORITOS
foral design
Entrevistas
"También fueron niñ@s": Ramón Rodríguez Santos PDF Imprimir E-Mail
domingo, 13 de septiembre de 2009

Image 

ImageRamón Rodríguez Santos nació en Las Meleguinas el mismo día que su padre cumplía 37 años, el 29 de Marzo  de 1957.  Sus padres son  Segundo Rodríguez  Hernández y su madre Aurelia Santos Díaz. Forma parte de una familia numerosa de  seis hermanos,  tres varones: Joaquín, Nicolás y Ramón  y tres hembras: Lucía, Ana y Natividad, donde él es uno de los más pequeños.  Está casado  con Paqui Santana Rivero y tienen un hijo: Omar Rodríguez Santana de  18 años. Acabó convirtiéndose en lo que soñaba ser de pequeño “maestro”  y actualmente ejerce de Director en el C.E.I.P Juan del Río Ayala en el casco de la villa. En sus ratos  libres  se encuentra como pez en el agua trabajando en la pequeña huerta que tiene. Es un defensor a ultranza de la agricultura ecológica y en la medida de sus posibilidades la practica con satisfactorios resultados. Así mismo es como las hormiguitas, en verano le gusta recolectar y trocear leña para guardarla y disfrutar del encanto de la casa en el invierno al calor de la chimenea. A Ramón, es normal verlo durante el verano, inmerso en la organización de las fiestas de su barrio Pino Santo Alto, donde reside. Siempre rodeado de chiquillería, a la que le intenta transmitir el cariño y respeto por las tradiciones y la cultura canaria.


"De pequeño ya soñaba con ser maestro"

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame.

  •  Una imagen. La de los partidos de fútbol que jugábamos en el estanque de “La Noria” en Pino Santo Bajo.

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Momentos felices los partidos de fútbol  con la pandilla y la bajada al barranco a jugar con las cristalinas aguas del Barranco Guiniguada y recoger alguna que otra naranja que bajaba flotando procedente de la finca de Eufemiano Fuentes. Momento triste  la muerte de un niño, vecino  de la familia en la Milagrosa. Aún recuerdo el tamaño de su cajita blanca y la despedida del niño cuando se le daba sepultura y nos despedíamos de él arrojándole un puñadito de tierra en la fosa.

¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Leer. Me encantaba mucho los tebeos de Mortadelo y Filemón, Zipe y Zape, El Chispa, Capitán Trueno.

¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sólo:  un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras ….? ¿Te acuerdas del título?

  •  Un tebeo. Mortadelo y Filemón. En aquellos tiempos no existía luz eléctrica en casa y para poder leer con la noche lo hacía con una linterna de pilas. “Menudo cabreo cogía mi madre cuando subía a la habitación y me encontraba leyendo”. Las pilas no se podían gastar, no había medio para comprarlas con frecuencia.
Leer más...
 
"También fueron niñ@s": Santiago Gil García PDF Imprimir E-Mail
domingo, 06 de septiembre de 2009

Image

ImageSantiago Gil García. Nació el 10 de abril de 1967 en la clínica Santa Catalina de Las Palmas de Gran Canaria. A los dos días le bautizaron en la iglesia de los Salesianos, al lado mismo de la clínica, “no sé si porque tenían miedo de que me escapara a la calle sin haber recibido ni siquiera el sacramento” . Pero ese bautismo fue anecdótico, porque sobre la marcha le llevaron a Guía, a la casa su abuela en Las Barreras. Hijo de Santiago y de Susana. Es el mayor de tres hermanos  Esta  casado, no tiene hijos y desde hace algo más de tres años reside en Santa Brígida. Estudió tres años de Derecho en el antiguo CULP, que dependía de la Universidad de La Laguna, pero, desde que pudo, previo paso durante un tiempo por Londres y Dublín, se trasladó a Madrid. Allí acabó la licenciatura de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense y también comenzó a dar sus primeros pasos en el mundo de la literatura.

A lo largo de los últimos años ha trabajado en varios medios de prensa escrita, en los gabinetes de comunicación del Cabildo de Gran Canaria, el Ayuntamiento de Santa Brígida y el Colegio de Enfermería de Las Palmas.. En estos momentos colabora en Canarias 7, Canariasaldia.com o Radio Canarias La Autonómica. También colabora como crítico literario en varios medios locales y nacionales

Hasta el momento ha publicado un total de diez libros entre novela, poesía, microrelatos y cuentos. Los títulos son los siguientes: Los años baldíos, Tierra de nadie, Por si amanece y no me encuentras, Equipaje de mano, Tiempos de Caleila (poesía, accésit del premio internacional Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria), El color del tiempo (poesía, premiado con el premio Esperanza Spínola), El parque, Un hombre solo y sin sombra, Música de papagüevos y Cómo ganarse la vida con la literatura.  En las próximas semanas Anroart Ediciones publicará la novela Las derrotas cotidianas, y el próximo año se publicará Una noche de junio (accésit en la última edición del premio Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria).


Si volviera a la infancia, me limitaría a seguir los pasos de aquel niño que fui...

Si te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • Según los días y los momentos en los que esté recordando me aparecen fogonazos cargados de emoción que, en muchos casos, ni siquiera recordaba haberlos protagonizado. ImageHay canciones, olores a tierra mojada, a potaje de berros o a natillas, y también muchas imágenes de seres queridos que ya no están o que, si aún viven, físicamente no se parecen en nada a cómo eran entonces. Mis padres, por ejemplo, eran mucho más jóvenes que yo ahora, y luego estaban mis abuelas, a las que les debo buena parte de lo que soy como escritor. Una imagen esencial siempre estaría protagonizada por el enorme nisperero que había en casa de mi abuela Bárbara, en Guía, y junto al nisperero estaría el riego lleno de agua helada en el que echábamos a navegar barcos de papel como los que canta Serrat en su canción. Me encantaba sentarme junto a mis abuelas para que me contaran historias del pasado que sabían enhebrar magistralmente. También, aprovechando que ha aparecido ese verbo, me recuerdo enhebrando las agujas que me daban mis abuelas. Cuando escribo me reconozco muchas veces siguiendo los ritmos narrativos que les escuchaba a ellas, aquella manera tan pausada de hablar cuando iban hilando historias y recuerdos para entretener las tardes.
Leer más...
 
"También fueron niñ@s": Casimiro Navarro Ojeda PDF Imprimir E-Mail
domingo, 30 de agosto de 2009

Image

Image Casimiro Navarro Ojeda nació en Barranco Alonso en Santa Brígida a finales de 1960.  Es hijo de Casimiro y de María y tiene dos hermanos, Expedito y Luis y una hermana, Ana Maria.  Está casado con Juana Dora Henríquez Ojeda con quien tiene dos hijas, Lorena y Judit.

Su profesion es panadero, actividad que comenzó a realizar cuando tenía once años  en  la que abandonando la escuela. A partir de los 30 años retomo, lo que según él nunca debió dejar, los estudios. Hoy está Licenciado en Derecho, es Mediador de Seguros y actualmente está realizando su Tesís Doctoral  por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Desde el año 2003 es Juez de Paz de Santa Brígida y en su tiempo libre le encanta leer libros Jurídicos.


Quería ser como Tarzán, un personaje que se buscaba la “vidilla"

Si te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • Recuerdo que con ocho años me vacunaron en el colegio y me enfermé de tétanos estuve mes y medio en coma profundo a consecuencia de dicha vacuna. ImageComo canción es inolvidable la de “Eva María”.

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Momento feliz: La noche de Reyes ¡ni dormíamos¡. Momento triste: jugando en la carretera al futbol, en un buen “chut”, el balón de reglamento que me regalaron los Reyes, se quedó clavado en una tunera india ¡fuerte desgracia la nuestra¡. Sobre los niños, actualmente pienso que, si todos educamos bien a los niños no será necesario castigar ni encarcelarlos cuando sean hombres.

¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Leía muchos comic (del Capitán Trueno, Zipi Zape, Mortadelo y Filemón, etc.) Todos de moda en mi infancia.
Leer más...
 
"También fueron niñ@s": Gladys Díaz Cruz PDF Imprimir E-Mail
domingo, 23 de agosto de 2009

Image 

Image  Gladys Díaz Cruz , nació en Venezuela, donde sus padres : Diego nacido en las Lagunetas  y Fela nacida en Tejeda emigraron como tantos canarios y de donde regresaron cuando ella tenía solo un año. Es la quinta de seis hermanos. Está  casada con Manolo y tiene una hija, Ainhoa, de 18 años  y dos hijos: Acoran de 17 años y Nauzet de 12 años.  

Es enfermera y lleva doce años trabajando en el Centro de Salud de Santa Brígida y actualmente lleva  el Servicio de Continuidad de Cuidados de Atención Domiciliaria. Sus principales usuarios son personas mayores que necesitan atención domiciliaria a los que cuida y de los que diariamente aprende la sabiduría de la vida. Se siente muy realizada con su profesión,  viviendo momentos de importante crecimiento para la enfermería por supuesto con “sus contra y sus pro”.

En sus ratos libres le encanta hacer deportes como spinning, senderismo y buceo. Lee solo poquito porque el sueño puede más que ella y suele seguir a veces  alguna telenovela.


"Los veranos en Tejeda, eran una aventura"

Si te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • Lo primero que me viene a la memoria de mi infancia y más en esta época del año es el patio de mi casa de Tejeda donde pasaba todos los veranos ; un color , el azul intenso del cielo ; un olor , uno solo es poco, la colonia que usaba mi madre por entonces que se llamaba Madera de Oriente y tenía un palito dentro o el olor del champú Geniol al aceite que venia en bolsitas pequeñas o el olor de los piñones que hacia con mis hermanos cuando mis padres dormían la siesta o el olor del limo del estanque cuando lo movia con una caña buscando bichos...ImageUna canción " El ramito de violetas", " Un rayo de sol"  

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.
  •  Te contaré que uno de los momentos felices de mi infancia fue la primera vez que fuimos a pasar unos días a un apartamento al sur, todavía me emociono al recordar cuando me asomé a la terraza con mi hermana Zulay y vimos la piscina… nos pusimos a saltar. Como recuerdo triste está la muerte de mi padre. Yo tenía 14 años. Era un hombre saludable, tenía 58 años.

¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Me gustaba más que me contaran un cuento, por supuesto un cuento inventado  de esos que no se acababan…como los de mi hermano Pedro Luis. Recuerdo el del diablillo rojo, era de morirse de risa.
Leer más...
 
"También fueron niñ@s": Pini Rodríguez Déniz PDF Imprimir E-Mail
sábado, 15 de agosto de 2009

Image 

Image María del Pino Rodríguez Déniz, o Pini como la conoce todo el mundo, nació un 28 de junio de 1954. Es la tercera hija de Isabel Déniz Domínguez y Antonio Rodríguez López. Antes nacieron Cari y Blanqui, sus hermanas a las que adora.  Está separada y tiene una preciosa hija: Arminda .Durante gran parte de su vida ha ejercido una profesión que considera una de las más hermosa “MAESTRA”. Ha visto crecer y convertirse en hombres y mujeres a cientos de niños y niñas de nuestro pueblo, que recibieron sus enseñanzas en el Juan del Rio Ayala o en el IES de Santa Brígida. Ahora goza de una merecida jubilación  y en su tiempo de ocio le encanta hacer teatro, participar en la radio, leer, estar con  la familia, sonreír,  charlar o caminar por Las Canteras…..


"De pequeña, hacer de exploradora me ilusionaba muchísimo"

 

Si te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • La imagen de mi madre. Cuando llegaba a casa no soportaba el no oírla. Me bastaba con saber que estaba por allí, trasteando en sus cosas.

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • La etapa más hermosa de mi vida fue la infancia, incluida la adolescencia. ImageVivíamos en casa dos matrimonios: mis padres con tres niñas y mis tíos (la hermana de mi madre) con tres niñas (Dunia, Mabel y Mari Carmen) y un niño (Jesús). En aquel hogar fue maravilloso vivir. Recuerdo la alegría, la armonía, el amor, la responsabilidad…. Jamás vi una discusión de malos gestos entre los cuatro mayores. Entre los niños no existían las diferencias, todos éramos hermanos y todos padres y madres. Nos criaron, educaron, nos mimaron, nos hicieron personas responsable, “buenas gentes”. Nos inculcaron la unión entre la familia, el cuidado a los mayores así como el respeto a ellos. Hablaban ante un mal comportamiento de una de nosotras, nunca se levantó la mano. Aunque Isabelita Déniz, como llamo a mi madre, en la hora de la comida ponía una tabla sobre la mesa como señal de que no se podía discutir por la comida. Si nos gustaba o no, nunca la utilizó. No hubo prohibición en las salidas, aunque si respetar la hora de llegada a casa y el buen comportamiento en la calle. Mi padre y mi tío se paseaban en el coche y se daban una vuelta como “quien no quiere la cosa” nos controlaban disimuladamente (eso pensaban ellos) ¡Que años aquellos!.
  • El golpe más triste fue la muerte del niño, mi primo, a los seis añitos. Fue algo terrible en casa. Recuerdo que le pregunte a mi madre ¿Por qué se había muerto? Y ella me respondió que en el cielo hacía falta ángeles y el era uno. Aquello se fue superando poco a poco, aunque nunca ha sido olvidado.
Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 Siguiente > Final >>

Resultados 61 - 68 de 68

Menú principal
Inicio
Entrevistas
Cuentos para leer
Quien soy
Palabritas de Lucía
Descargas
Tablón de Avisos
Contactar
Deja tu comentario