AGREGAR A FAVORITOS
foral design
Entrevistas
"Tambien fueron niñ@s": Francisco Álvarez Navarro PDF Imprimir E-Mail
domingo, 07 de febrero de 2010

Image 

ImageFrancisco Álvarez Navarro, Francis, nació el 9 de octubre de 1980. Es el primer hijo del matrimonio formado por Mari Carmen Navarro Y Pepe Álvarez, ambos profesores. Muy pronto dejo de ser hijo único pues aun no había cumplido el año cuando llego su hermana Ángeles, luego lo hicieron Ana, Beatriz, Inés, Gerardo, Miguel, Mercedes, Marimar y Juan Pablo. Por eso  Francis,  según su madre siempre ha arrastrado el síndrome del “hermano mayor”. Lo recuerda ella, como un niño que inspiraba una inmensa ternura, llenito, con su piel tan blanquita “como de porcelana” y por sus miradas, era un niño al que te daban ganas de achuchar constantemente (eso lo recuerdo yo, que le cuide de chico) . Buen estudiante desde pequeñito. Sus primeros pasos en la enseñanza los dio en el Colegio Guadil, donde su madre siempre ha desarrollado su profesión. Ya en primer curso pasó al Garoé donde terminó el bachillerato. Estudió unos años Periodismo en la península, pero acabo haciendo Económicas en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria. Actualmente compagina su trabajo como contable en una asesoría en Las Palmas de Gran Canaria, con la dirección de la Academia Abaco, de reciente inauguración en nuestro pueblo, concretamente en los Olivos frente a las canchas de tenis. En esta academia se imparten clases de ciencias e inglés con personal altamente cualificado. Francis es un apasionado del futbol, desde pequeñito le gustaba darle patadas al balón, cuenta su madre, de los rallyes y del surf, aunque le falta tiempo para practicarlos. Desde la infancia es muy  amigo de sus amigos,  quién lo conocía acababa queriéndolo por su don de gente, su capacidad para el diálogo, por su carácter abierto y tolerante. Es un manitas desde la más tierna infancia, muy habilidoso,  perfeccionista y un gran dibujante. Cuenta su madre que cuando era pequeño, al salir de clase, mientras esperaba a su padre en los aparcamientos del colegio se dedicaba a dibujar los tubos de escapes de las guaguas escolares con una gran precisión y luego sabía a que guagua pertenecía cada tubo dibujado. Esa misma precisión es la que emplea cuando se mete en la cocina y deleita a todo el mundo con sus exquisiteces. Presume de buen cocinero y los que prueban sus platos están de acuerdo. Un buen nieto, un gran hermano y un niño querido de forma muy especial por toda su familia y por todos los que lo conocen. Se considera un hombre con iniciativa para hacer muchas cosas, resolutivo y práctico. No se encuadra en grupo o tendencia de ninguna clase. Sólo dice pertenecer al grupo “de sus amigos” a los que quiere y les resulta imprescindibles.

A nivel personal guardo un especial cariño por Francis, al que conocí cuándo no llegaba al año y junto con sus padres le tendí mi mano para que diera sus primeros pasos con seguridad. Pase horas y horas ojeando los cuentos de Teo e inventando mil historias a través de sus dibujos. Viví con emoción su primer día de colegio, con uniforme a estrenar y sentí que me quedaba un poquito sola, esperé con ilusión cada visita del Ratoncito Pérez a su almohada y cada llegada de la Navidad en una casa donde la alegría se respiraba por todos lados. Le devolví cuantos balones me lanzo, y de vez en cuando mi inmenso amor y cariño hacía él y todas sus hermanas se traducía en jerseys y rebecas que tejía en mi tiempo libre (fueron tantos que aborrecí para siempre hacer calceta). El tiempo ha pasado pero lo sigo contemplando como aquel niño al que era imposible no querer desde que te miraba con sus brillantes y curiosos ojos.


 De pequeño, soñar era demasiado fácil

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • Tengo muy vivos recuerdos en mi memoria, pareciera que mi infancia fue ayer. De algún modo no he salido de ella (risas). Uno que me viene a la cabeza es el de pasear un domingo por Triana, jugando a no pisar las baldosas color salmón y azul que en su tiempo había, de la mano de mi padre.
  • Una sensación: la de estar sumergido debajo del agua, es como estar en un limbo. Es el mejor ejercicio de introspección.

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Feliz: el dia de Reyes, sin duda. Menos feliz, ver que alguno de mis juguetes quedaba inservible por accidente.

¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Leer siempre, y en mi cama.
Leer más...
 
"Tambien fueron niñ@s": Goyo Ferrera Cabrera PDF Imprimir E-Mail
domingo, 17 de enero de 2010

Image 

ImageGoyo Ferrera Cabrera nació cerquita del La Playa de las Canteras, en la Clínica de San José, el 6 de Diciembre de 1975. Se convertía en el tercer hijo de Pepa y Gregorio, antes vinieron Melania y Nestor. De su padre heredó el nombre “Gregorio” convirtiéndose en el séptimo Goyo de la familia y la pasión por la Unión Deportiva Las palmas. Recuerda con nostalgia ir con su padre a ver jugar a los amarillos con los grandes y ver pasar a los mejores jugadores de la liga por el Estadio Insular. Goyo sueña que muy pronto el equipo canario vuelva al sitio de donde nunca debió bajar.

Hasta los diez años vivió en la capital y  de chiquito asistió a la escuelita “La Manzana”  situada en el barrio de Vegueta y luego para empezar  primero de EGB lo matricularon  en el Colegio San Ignacio de Loyola. En este colegio también estudió su padre y sus tíos. Cuando se mudó a Santa Brígida eligió una zona alta  del pueblo,  La Urbanización El Molino, a la casa que fue de su abuelo. Pronto se sintió un satauteño más y empezó a estudiar en El Juan del Río Ayala donde acabo los estudios básicos.

Goyo estudió Auxiliar de Clínica y Técnico Especialista en Dietética y Nutrición. Ha realizado cursos de animación sociocultural y de experto en violencia juvenil. Recuerda Goyo que su primer trabajo remunerado  fue  vendiendo con la nevera al hombro en el antiguo estadio Insular durante un concierto de Mecano del que dice que:  “Si bien pude ver el concierto enterito gratis, como experiencia profesional para subsistir no fue muy buena”.

Hoy Goyo trabaja como Animador Sociocultural en el Ayuntamiento de Santa Brígida en el Departamento de Participación Ciudadana, pero antes ha trabajado en Foresta, ICC( Iniciativa de Marketing y Comunicación) en el Canarias 7, en Ekorock ( empresa especialista en asegurar taludes) y en la Granja Escuela del Gamonal.

Cuando su hermano Nestor empezó en los scout, su madre se empeño en que Goyo también entrara  aunque no tenía la edad y fue tanta fue la pasión que le puso en sus argumentos  que Goyo acabó siendo un pequeño scout ¡Cosas de madres!.  En 1983 empezó en el grupo Scout Bentaya en Las Palmas  y luego paso al Grupo Acanac, primero en  la Fuente de los Berros (El Monte), y luego en el Casco del pueblo, del que aún forma parte. Es presidente de Scouts de Las Palmas y acaba de ser nombrado recientemente Vicepresidente de los Scouts  de España.


Quería ser como mi abuelo  Papamiguel, era "mi héroe"

 

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

 

  • Es muy complicado el quedarse con un recuerdo único de la infancia. Una imagen sería las excursiones o acampadas que realizaba desde  pequeño con los scouts, las mochilas, tiendas de campaña, viajes, juegos, etc. Todos son buenos recuerdos en el campo con mis amigos jugando, riendo, hablando, cantando…. sobre todo jugando, aunque las primeras veces “exigía” que mi madre viniese conmigo cada vez que había una acampada  hasta derramar la última lágrima….. nunca lo conseguí.

  • Una canción sería sin duda “Amigo Félix”, canción que cantaban Enrique y Ana en homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente.  Cuando estuve en 1º de EGB me tocó cantarla en las fiestas del colegio, la tuve que ensayar tanto que creo que aún me acuerdo de la letra y de lo nervioso que me puse cuando la canté. La canción es un poco triste, trata para los que no la hayan oído, sobre como los diferentes animales se van contando entre ellos que  desde esta mañana , está más triste el sol y es por que “el amigo Félix” les ha dejado y  se ha ido al cielo a jugar con el osito de la osa mayor.

 

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

 

  • Pues aunque parezca paradójico el momento es el mismo. Con 6 ó 7 años mis padres organizaron un viaje para todos a Disneyworld en Orlando, EEUU. Era un viaje que nos hacia muchísima ilusión a mis hermanos  y a mí y el hecho de viajar hasta allí  hacía que fuésemos unos privilegiados con respecto a mis amigos, ya que mi madre trabajaba en Iberia y consiguió unos billetes “free”. La sorpresa fue nada más llegar a EEUU, yo  me sentía mal y mis padres me llevaron al médico. El diagnóstico: sarampión y el tratamiento encerrado en el hotel hasta que me curará, por lo tanto durante la semana del viaje, mientras mis hermanos iban a Disneyworld con uno de mis padres yo me quedaba en el hotel viendo los dibujos animados en inglés con el otro. A esto hay que añadirle que durante esa semana casi no pude ver a mis hermanos ya que ellos no habían tenido aún la enfermedad y era posible que si estaban conmigo se las pegará. El último día antes de venirnos de vuelta ya estaba bien y fue el único día que pude disfrutar de Disney. Lo gracioso fue a la vuelta, nada más llegar del viaje se puso malo mi hermano con la misma enfermedad que yo, justamente coincidía cuando empezaba de nuevo el cole. Está claro hay algunos que nacen con estrellas y otros estrellados.

Leer más...
 
"Tambien fueron niñ@s": Loly Verde Trujillo PDF Imprimir E-Mail
domingo, 10 de enero de 2010

Image 

ImageSoy Dolores Verde Trujillo, más conocida por Loly Verde, nací en el barrio de San José de Las Palmas de Gran Canaria un 20 de abril de 1954, donde viví mis primeros cinco años. 

Mi madre, Ángela Trujillo Olivares nació en Santa Brígida, vivía detrás de la  Iglesia, según me cuenta ella, pero se fue de pequeña a vivir a Las Palmas de Gran Canaria. Se dedico al cuidado de sus hijos e hijas y a las labores del hogar, al tiempo que contribuía a la economía familiar lavando y planchando para otras personas. Matriarca, desde su silencio y su saber estar nos saco adelante inculcándonos el sentido de la familia y potenciando la unión familiar.

Mi padre, Domingo Verde Rodríguez nació en San Roque, quedó huérfano siendo un niño y fue criado junto con sus hermanos por un tío en el barrio de Vegueta de Las Palmas de Gran Canaria. Al cumplir la mayoría de edad se alisto en el ejército, haciendo de ello su profesión.  Mi padre y mi madre se enamoraron a primera vista siendo muy jóvenes. Tuvieron seis descendientes: cuatro varones y dos hembras. Yo soy la mayor, a la que le toco abrir caminos y ser el referente del resto. Formamos una gran familia y cualquier momento es bueno para tener un encuentro y pasar un buen rato. Mantenemos viva una tradición familiar de reunirnos en navidades para elaborar las truchas de batata.

Estoy felizmente casada con Ricardo desde un 26 de mayo de 1979, hace ya 30 años, también compañero de profesión. Tenemos una hija, Vidina que está trabajando en la Península y un hijo Aythami, que está estudiando en la Universidad y de quienes nos sentimos muy orgullosos por que son unas excelentes personas, además de una maravillosa hija y un maravilloso hijo.

Hace quince años que llegue con mi familia a Santa Brígida, volviendo a mis orígenes maternos, y digo con orgullo que me siento satauteña y llega a mí el amor de la gente de este pueblo que me respeta y quiere. Residir en Santa Brígida era mi sueño. Desde siempre me enamoró su entorno, sus tonos, … Sin saber que iba a ser nuestra residencia, en mi juventud, paseaba con mi pareja por sus calles y alrededores disfrutando de los encantos que nos ofrecía esta Villa.

Actualmente desempeño mis funciones de maestra en el CEIP “Juan del Río Ayala” en la etapa de educación infantil. Soy la agente de igualdad del colegio ya que desde que tengo uso de razón defiendo la igualdad de las personas, lucho contra todo tipo de violencia y desigualdad, abandero casos perdidos y creo en el buen “fondo” del ser humano.


A la hora de dormir me encantaba repartir besos

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción,…..,?

  • La primera imagen que viene a mi mente es un hermoso patio de plantas: azucenas, calas, helechos, etc. y yo, un “pisco” de cabellos rubios y tirabuzones, revoloteando en medio del mismo en compañía de mi abuela y mi abuelo jugando y sintiéndonos cerca, impregnados por el dulce olor de las flores.

Cuéntame un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Recuerdo gratamente las madrugadas cuando mi abuela y yo íbamos a la lechería a comprar la leche y tomaba un tazón recién ordeñada con gofio con la que nos deleitábamos hasta la última gota.
  • La perdida de mi abuelo supuso para mí el primer momento triste que viene a mi mente.

¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • A la hora de dormir me encantaba repartir besos y luego iba a la cama tranquila donde esperaba que mi madre o mi abuela me contaran uno de los cuentos tradicionales que conocían.
Leer más...
 
"También fueron niñ@s":Francisco J.Socorro Rodríguez PDF Imprimir E-Mail
martes, 22 de diciembre de 2009

Image 

ImageFrancisco Javier Socorro Rodríguez nació el 3 de Enero de 1956 en el Monte Lentiscal, al lado de la farmacia. Es el mayor de los tres hijos que tuvieron Pedro Socorro practicante del Monte y Amelia Rodríguez que durante años estuvo al frente de su pequeño bazar del Monte. Su abuelo materno, Manuel Rodríguez que tuvo una tienda en el monte fue alcalde en los años 20 y junto con otros vecinos de Santa Brígida pusieron en marcha el primer transporte público de la zona. Sus abuelos paternos Anastasio, que era boyero y Elena no pudieron darle estudios a su padre de pequeño porque tenían otros ocho hijos más. Su padre ya de mayor trabajo y estudió para llegar a convertirse en practicante. Paco, como todo el mundo lo conoce estudió en el Colegio San José de Calasanz que estaba al lado de la gasolinera del Monte, luego en el Jaime Balmes y en 4º de Bachillerato pasó al Instituto Pérez Galdós. Aunque de pequeño quería ser paracaidista acabó convirtiéndose en maestro hace 33 años, de los cuales los últimos 20 los ha dedicado a ejercer su profesión en el Colegio de la Angostura.

Confiesa que tuvo una infancia muy feliz. En el Monte en aquella época no había mucho tráfico y los juegos con la pandilla se desarrollaban en la bajada que hay al lado del Bentayga, que en aquellos tiempos era una piconera. También jugaban en Coello al lado de la Iglesia en los arboles que estaban al lado de la carretera. Siendo más mayorcitos en el salón Parroquial preparaban obras de teatro que los vecinos estaban deseando ver por lo divertidas que eran. En los años 69-70 se dejaron de hacer las fiestas de San José y San Juan Evangelista y Paco y su pandilla organizaron una Fiesta Canaria para lo cual le pidieron al Ayuntamiento que les cerrara la carretera y trajeron un grupo de música canaria y un puesto de bebida y comida, algunas de las cuales fueron preparadas en el Bentayga. La fiesta fue todo un éxito pero acabaron tan quemados que no volvieron a repetirla.

Paco está casado por segunda vez y de su primer matrimonio tiene una hija que se llama Paula y que ha terminado los estudios de Podología en la Universidad de Extremadura. En estos momentos es presidente de la Agrupación Folclórica Satautey, ya que una de sus grandes pasiones es bailar y lo lleva haciendo desde 1975.


De pequeño quería ser paracaidista o bombero...

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • Imagen: La carretera del centro llena de eucaliptos y la acequia que estaba frente a mi casa (actualmente el muro del Hotel escuela).
  • Color: El verde de los árboles que estaban delante de mi casa y el negro del picón (por la piconera donde jugábamos de niños, actual Gasolinera del Monte) y el anaranjado de las puestas de sol.
  • Olor: La leche de vaca traída por el lechero y que mi madre compraba diariamente, la sopa de mi madre y el sabor del vino con gofio que preparaba mi tía Matilde.
  • Una canción: Me acuerdo mucho de la canción de los dibujos animados “El conejo de la suerte” que decía: “ La función va a empezar, ya llegó la diversión …. Etc.…”
Leer más...
 
"También fueron niñ@s": Beatríz M. Santana Sosa PDF Imprimir E-Mail
domingo, 13 de diciembre de 2009

Image

ImageBeatriz Marta Santana Sosa nació el 29 de julio de 1965 en la Clínica de José de la capital Gran Canaria. Vivió su primera infancia en Las Meleguinas, concretamente en la finca del Borrero en Cuevas del Guanche. Es hija de Felipe Santana del barrio de la Atalaya, conocido por todos cariñosamente como Felipe El guardia, profesión que desempeño hasta jubilarse en nuestro pueblo, y de Teresa Sosa  León    natural del pueblo de Teror que durante muchos años estuvo al frente de su propia tienda de comestibles en Cuevas del Guanche, mientras también ejercía de madre, esposa y ama de casa. Tiene un hermano mayor, Felipe y una hermana más pequeña María Jesús por los que siente adoración desde la infancia.

Cuando sus padres comenzaron a trabajar en el Bentayga y luego en Melenara en la hostelería con sus tíos paternos se mudaron a la Atalaya en donde vivieron hasta que terminaron de construirse su propia casa en las Meleguinas.  Su etapa escolar empezó en el Colegio Las Dalias, donde ya apuntaba maneras de niña aplicada y lista. Luego estuvo un tiempo en el colegio Juan del Río Ayala  y por último junto con su hermano Felipe pasaron a estudiar en el Jaime Balmes. Cuentan en su familia que era una chica  ordenada y despierta que al tiempo que estudiaba echaba una manita a sus padres en casa cuidando de su hermana pequeña, colaborando en las tareas domesticas y  yendo a comprar a la tienda de Paquito en La Atalaya.

La infancia de Beatriz está rodeada de anécdotas y momentos felices. Nos cuenta su hija Nayra, que su madre recuerda con felicidad los momentos vividos en la casa de su abuela materna. En la finca de su abuela, había una choza hecha con cañas donde su hermano y ella pasaban las horas jugando a las casitas. Alguna que otra vez, su abuela les llevaba el almuerzo a la choza para no quitarles horas al juego.  Dice Nayra, que la Navidad, era para su madre Beatriz, muy especial. De pequeña era una desesperada para los regalos, por lo visto, ella quería que los Reyes Magos, viniesen una semana antes. En cierta ocasión era tanta la perreta de la niña, que sus majestades tuvieron que pasar tres días antes por su casa para que parara de llorar.

Heredó de su familia paterna el gusto por la música de la tierra  y aunque hizo sus pinitos tocando el piano con Pilarito, una vecina del barrio, pronto descubrió que lo suyo era  el folclore y hoy en día no puede vivir sin él y forma parte de La Agrupación Folclórica de la Escuela Municipal de Música donde toca y canta. Cuentan su hija Nayra que ya apuntaba maneras para el canto desde pequeña “en cierta ocasión su hermana María Jesús, jugando le dio un golpe con una manguera, y Beatriz respondió al golpe soltando una palabrota que llegó a oídos de su padre quien le reprendió con un buen tirón de orejas. La chiquilla lejos de ponerse a llorar, saco su carácter  fuerte y valiente y se puso a cantar”.

Su profesión es la administración y actualmente desempeña la función de Consejera Delegada de la Sociedad Municipal de Deportes. Está separada y es madre de Nayra y Samuel a los que adora. Beatriz mantiene la ilusión de volver a vivir algún día a la finca de su abuela, donde disfrutó los mejores momentos de su infancia.


De pequeña siempre decía que quería ser militar...

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame
  • Una imagen: cuando me levantaba de la cama y desde la galería de mi casa, veía los árboles cargados de fruta. Era una imagen impresionante llena de color, parecían bolas de navidad. 
  • Un color: el naranja o amarillo, todos los colores relacionados con el sol.
  • Una canción: de pequeña EVA MARÍA SE FUE.

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Un momento muy feliz de mi vida era cuando vivíamos en la finca de mi abuela en Cuevas del Guanche. Hasta los 6 años estuvimos allí con mis padres y mis hermanos.
  • Un momento de tristeza, cuando nos marchamos a vivir a La Atalaya.
  • ¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

    • Siempre prefería leer, además recuerdo que en esto teníamos una lucha mi hermano y yo, porque a él que es más tranquilito le gustaba que le contaran cuentos y a mi me aburrían.

    ¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sóla: un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras ….? ¿Te acuerdas del título?

    • De pequeña me encantaban los libros de cuentos del Oso Yogui,  ya más crecida recuerdo  que en el colegio, mi amiga Lidia me regaló un libro que se llamaba “Una Niña Anticuada”, de  Alcott Louisa, la misma escritora de Mujercitas, lo leí como cinco veces, me encantaba.

    Image¿De qué libro guardas un buen recuerdo y porque?

    • Pues de “Una Niña Anticuada”, yo creo que me identificaba un poco con el personaje de Polly Milton, que era una chica de catorce años, muy pueblerina, tímida etc.,  luego ya de mayor me gustaron mucho Chacal y Los Perros Guerra, estos los leímos mi amiga Marina y yo, eran dos libros súper gordos, estábamos las dos a ver quien los terminaba antes, la verdad que eran dos libros de guerrilleros.

    ¿Qué era lo mejor del verano?

    • No tener que madrugar, de pequeña los pasaba en Melenara, mis padres tenían el Bar La Tortuga y allí cuidaba de mi hermana, que se me perdía cada momento, de lo cual recibía mi correspondiente torta.

    ¿Te gustaba jugar sóla o preferías las pandillas?

  • Siempre en pandilla, no me gusta la soledad.

Image¿Recuerdas alguno de tus juegos favoritos con las amigas?

  • Me encantaba jugar al teje, saltar al elástico, que eran los juegos de moda, con mi hermano en casa jugada a los indios y a las canicas y con la bici, con mi hermana que es bastante más pequeña que yo, jugábamos con las muñecas.

¿Cuál es el juguete del que guardas un especial recuerdo?

  • Mi primera Nancy, y un tocador blanco y rojo que me pusieron los Reyes con siete años, fuerte sorpresa me lleve.

¿Que te gustaba coleccionar de niña?

  • Los boliches (ahora canicas), que me gustaban aquellos cristales de colores, se los quitaba a mi hermano

De las amigas y amigos de la infancia, ¿conservas alguno?

  • Si muchos, ahora precisamente el día 28 de noviembre, tuvimos un encuentro todos juntos en el Pueblo Canario.

¿De pequeña querías ser como………….? (personajes reales, ficticios, cercanos,….)

  • Me gustaba ser como mis primas las mayores, sobretodo cuando las veía salir a bailar.

¿Cuando eras pequeña que soñabas ser de mayor?

  • Siempre decía que quería ser militar, yo creo que veía salir a mi padre vestido de Policía y me gustaba todo lo relacionado.

¿Se han cumplido los sueños de tu infancia?

  • Los sueños de la infancia creo que nunca se cumplen. La realidad cuando creces es otra.

Si pudieras volver a ser una niña ¿que tres cosas no dejarías de hacer?.

  • Vivir en la finca en la que nací, subir caminando de las Meleguinas hasta Cuevas del Guanche con mi hermano y tirarme por la terrera blanca con mi hermano y mis primos.
Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 Siguiente > Final >>

Resultados 46 - 60 de 68

Menú principal
Inicio
Entrevistas
Cuentos para leer
Quien soy
Palabritas de Lucía
Descargas
Tablón de Avisos
Contactar
Deja tu comentario