AGREGAR A FAVORITOS
foral design
Entrevistas
"Tambien fueron niñ@s" Pilar Santana Déniz PDF Imprimir E-Mail
domingo, 21 de abril de 2013

 

Image

Pilar Santana Déniz, o Pili para sus sobrinos, nació el 11 de Octubre de 1959 en San Lorenzo. Allí junto a sus padres, Isidro Santana Déniz y Guillermina Déniz Déniz y a sus cinco hermanas se crió entre  fincas de plataneras y bocadillos de mantequilla. Fue al colegio de San Lorenzo y al instituto de Tamareceite, Caraisco de Figueroa, donde a parte de estudiar entabló amistades que han conseguido durar a pesar de los novios adolescentes, las canas y las peleas de colegio...

ImageDespués de acabar de bachillerato, Pilar empezó a trabajar en la guardería de Monte Coello. A continuación  junto a su hermana Mary trabajó en la guardería de Los Olivos. Allí estuvo once años por los que pasaron muchísimos niños que ahora son “sus hombrecitos y mujercitas” y por los que se le cae la baba cada vez que los ve. Por esa época se casó con Santiago Déniz taxista de la Villa y tuvo a sus dos hijos Elena y Moisés. Trabajar en Santa Brigida y las tardes en el pueblo esperando a que los niños salieran de actividades le permitió un acercamiento a los satauteños  y a conocer desde dentro de la villa. Después de su etapa en esta guardería Pilar comenzó su actividad en la Sanidad Pública como celadora de los hospitales de la isla. Y dada las circunstancias de la vida  los niños que cuidó  ahora son compañeros de trabajo como en el caso de Sara Moreno que al ser médico en el Hospital de G.C.  han coincido en muchas guardias de Urgencias.

Hace dos años integrada ya que en el día día de Santa Brígida y con la motivación de hacer de su pueblo un lugar mejor, entró a formar parte parte del Ayuntamiento como concejala de la oposición por Cambio x Sataute. Esto le permitió celebrar el matrimonio de una de sus niñas de la guardería Cristina Vilas. Todo esto le permite le  fortalecer los vínculos con la gente de su pueblo de acogida.

ESCRITO POR ELENA D.S.

 


" De pequeña quería ser policia, militar o enfermera"

 Si te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • ImageEl olor de la ropa de mi madre me transmitía amor, seguridad, confianza....No recuerdo que edad podría tener yo pero si tengo la imagen de estar abrazada a sus piernas y mi cara quedaba a la altura de su delantal. Disfruto recordando ese momento.

 Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Un momento muy feliz fue cuando nació mi hermana la menor, porque como no nos decían nada en esa época, recuerdo que mis padres salieron juntos y luego volvió mi padre solo y nos dijo que ya teníamos otra hermana con quien jugar. Nos pusimos muy contentas y luego el sacó un paquete de caramelos y nos los repartió.
  •   El momento mas triste fue cuando un coche atropelló a nuestro perro, había salido a la calle con nosotras y se metió Imagedelante de un coche. Fue un momento muy doloroso porque murió casi al instante.

¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Aunque a mi madre le gusta mucho leer, en aquella época no creo que tuviera muchas  fuerzas para leernos cuentos.  Al ser yo la cuarta de seis hijas no terminaba ella la jornada con muchas energías.  Recuerdo que por la tarde hacíamos los deberes, tomábamos la merienda y salíamos un ratito a jugar a la calle . Luego volvíamos a casa, nos iba bañando con la ayuda de mi hermana mayor, luego la cena y a la cama. Y a los pocos minutos ya estábamos dormidas.

 ¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sóla:  un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras ….? ¿Te acuerdas del título?

  •   No recuerdo con certeza que fue lo primero, pero se que leía tebeos y libros de fábulas de mis hermanas.

 ¿De qué libro guardas un buen recuerdo y porque?

  •    Image“Sissi en el Tirol”, porque reflejaba los sueños de cualquier niña de sentirse princesa.

¿Qué era lo mejor del verano?

  •   La posibilidad de tener mucho tiempo para jugar, no tener que madrugar...Los fines de semana hacíamos caminatas con mis padres y mi madre llevaba una bolsa con la merienda y golosinas que comíamos en un lugar tranquilo durante el descanso.
  •   También tengo asociado a las vacaciones de verano las fiestas de San Lorenzo y lo que disfrutaba subiendo a la noria, en los cochitos o viendo los fuegos artificiales detrás de la ventana porque me daba miedo de quemarme mientras mi familia los veía desde la azotea.

 ¿Te gustaba jugar sóla o preferías las pandillas?

  •   En pandillas, como es normal, pues desde que abrí los ojos tenía niñas a mi alrededor, así que aprendí a compartir Imagetodo desde muy temprano.
 ¿Recuerdas alguno de tus juegos favoritos con los amigas?
  • Todos los de la época: el teje, la cogida, el brilé al escondite. Como es normal rebozaba vitalidad y necesitaba movimiento. Pero también me gustaba jugar a las casitas y siempre hacia de madre.

 ¿Cuál es el juguete del que guardas un especial recuerdo?

  •   Un juego de calderitos que me trajeron los Reyes Magos y se parecían mucho a los que tenía mi madre. También recuerdo con cariño un diábolo con el que me entretenía mucho.

¿Qué te gustaba coleccionar de niña?

  •   Cajas de fósforos que traían fotos de diferentes tipos de plantas y nos aprendíamos los nombres. Y también estampas que comprábamos en el bazar de la plaza.

 ImageDe los amigas de la infancia, ¿conservas alguna?

  •   Si aún conservo la amistad con tres amigas de la infancia, y aunque dos de ellas viven en Tenerife nos vemos cada año por el mes de agosto.

 ¿De pequeña querías ser como………….? (personajes reales, ficticios, cercanos...)

  •   Un militar que cruzaba la plaza de San Lorenzo porque me parecía muy correcto y disciplinado. Pero en esos años las mujeres no podíamos acceder al ejército.

 ¿Cuando eras pequeña que soñabas ser de mayor?

  •    Policía, militar o enfermera. Como mi padre era muy estricto con nuestra educación, en casa había mucha disciplina, de ahí que me sintiera atraída por profesiones muy disciplinadas.

 ¿Se han cumplido los sueños de tu infancia?

  •   Si porque siempre quise ser madre y disfrutar con mis hijos y lo he conseguido con creces y aunque por motivos ajenos a mi voluntad no pude ser enfermera la vida me ha brindado la posibilidad de trabajar en hospitales y poder estar cerca de los que sufren porque me gusta escuchar a la gente y ayudar en lo que puedo.

 Si pudieras volver a ser un niña ¿que tres cosas no dejarías de hacer?.

  •  Jugar, competir con mi hermana Toñi para ver quien se aprendía mas poesías y disfrutar de la naturaleza trepando por cualquier lugar que me resultara complicado. Porque siempre me ha gustado superar pruebas.
Image
 
"También fueron niñ@s" MENSEY PDF Imprimir E-Mail
sábado, 06 de abril de 2013

 Image  

Image "Mi nombre es Tinguaro Jorge Hernández Franchy, también conocido artísticamente como Mensey, tengo un hermano mayor, Echedey, mi padre, Jorge,  ya fallecido, y mi madre, Nely, quien es a día de hoy mi mejor amiga. Tengo 36 años y xcomparto familia en Barcelona, Las Palmas, Cuba, La Palma, Alemania, Lanzarote, Austria, Tenerife, Fuerteventura, Mallorca, Menorca y el continente Americano".

Tras pertenecer a distintas bandas canarias (la Resistencia, NSB y Young Sekoo), Mensey se aleja por un tiempo del mundo de la música. Animando por sus padres decide marcharse a Cuba y retomar su camino. Graba su primera producción en solitario gracias a su gran amigo y productor Pucho. Con la colaboración de 15 músicos de primera, Mensey fusiona en este primer trabajo hip-hop, timba, son cubano y ritmos tradicionales de sus islas. “Vacaguare” (latinos Music, 2001 – Emi Odeón), “un poquito de chacha” y “el reparto” son su carta de presentación en Canarias y Cuba, cosechando un gran éxito. Regresa a Canarias,participa en el Cubadisco en la ciudad de la Habana y convencido de que la música es su motor de vida, Tinguaro AkA Mensey da un nuevo paso en su carrera y se traslada a Barcelona. Participa en el Forum con Rogelio Botanz y Puntos Suspensivos, graba su segundo disco con Toni Garcia, “y tu k decias k yo, k no podia k no a k me mantengo Ah!” (world Music Factory-K Industria, Conderecords, 2006) y compone también un tema para la banda sonora de la película “Un Rey en la Habana” (Alexis Valdés- Universal). 2009 “No voy a Morir en la Esquina” Los Pérez -Vicious Group Barcelona, Festival Mumes , Sala Apolo , Sala Razzmatazz, Sidecar, City Hall , Souvenir, Catwalck , Shoko Barcelona, Fritz, Sotavento Beach Club , Otto Sutz, Mercy, 2010 Sweet liFe Society ( Colaboración con el grupo Italiano ), 2011 con la Trova en su último disco en la canción “Probablemente “. Ha compartidos  giras y conciertos con grandes músicos cubanos (Francisco Céspedes, Eliades Ochoa, cuarteto Patria, Revé, Paulito FG, Pucho López, etc) Probablemente fueron esos inicios los que han ...perfilado la música de Mensey: hip-hop que fusiona con otros ritmos latinos.

"Me encanta producir música, observar libres a todos los seres vivos, querer y ser querido, me encantaría ver a nuestro  Pueblo Canario Unido y haciendo lo que tiene que hacer por el futuro de nuestros hijos y nuestro Archipiélago, y en eso estoy trabajando en mi último disco “Benahoare”, Coproducido en www.jesiisma.com con Ángel Jesús Mendoza, un Maestro y amigo con el cual estamos llevando un trabajo que no queremos que pase desapercibido. Mensajes de aliento, positividad, cultura y tradición. Sacaremos el 1º single titulado “ Vente pa Canarias” y que ya cuenta con la colaboración de más de 100 Artistas, entre  músicos, interpretes , agrupaciones, grabadores, técnicos residentes en Canarias, más de 200 pistas para mezclas, estamos muy volcados en la producción del video clip y trabajando al 100% para garantizar todas y cada una de las metas de este maravilloso proyecto. Eso, ahora, es mi vida, solterito y centradito".


" Mis padres eran muy buenos contando cuentos"

 ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…?

  • La verdad es que mis recuerdos son muy pocos, pero muy claros. Recuerdo como si soñara constantemente con imágenes  de una pared granulada que cambiaba de forma. Era una especie de túnel, cambiaba de dirección y de forma, pero nunca de sentido. Después de ese recuerdo, que a mi entender, es como si fuera un sueño, tengo en la mente despertar llorando de madrugada y mi padre, Jorge, agarrarme en sus brazos y  asomarme a la ventana.  En esa época vivíamos en un edificio de Parque Atlántico, y desde la ventana, me señalaba el faro de la Isleta para tranquilizarme. En ese momento no lo sabía, pero fue mi primer ataque de asma. Creo que tendría un año  o puede que menos. Ahí entendí que ese hombre me quería. Recuerdo que según íbamos creciendo, fuimos nómadas: cambiábamos de casa, de isla, de amigos y sigo caminando así desde ese entonces  hasta este momento.

 ImageCuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Feliz, creo que siempre fui. Mi madre, Nely, nos hacía merienda de pan con chocolate mientras veíamos “Ulises 31”, “Comando G”.  Éramos muy pequeños.  Tuve suerte de tener al mejor amigo y confidente del mundo trece meses mayor que yo. El más bonito, responsable y recto, mi hermano Echedey. En mi caso, veía a mi madre como la mujer más buena y bonita del mundo, al igual que  mi padre Jorge y mis abuelos. Creo tener mucha suerte al haberlos tenido, hoy en día, con 86 años y facebook, todavía me queda mi abuelita Marianela, abuela y bisabuela de una gran familia de gente buena, honrada, sincera y comprometida con la ayuda a los demás , sea en la rama sanitaría , abogacía, aventurera, científica, la constructora o musical. Cuando nos reuníamos todos, lo cual era una situación bastante difícil dado que varios hemos vivido  desperdigados, sin lugar a dudas, esos instantes,  juntos, fueron y serán mis momentos de mayor felicidad.
  • Las idas y venidas de hospitales, igual es lo que peor llevé. No me gustaba que me pincharan en el culillo y cuando había que hacerlo lo pasaba muy mal. Quizás, superar el tema de las agujas ha sido muy importante para seguir, ahora me encanta tatuarme: ¡Prueba superada!
  • Mi madre siempre estuvo enferma, tuvo varios abortos antes y después de nacer Echedey  y después de mi. Una Imageenfermedad crónica que ha ido superando año tras año desde que se la diagnosticaron con 24 años. Verla a ella superarlo todo ha sido muy importante, cuando varias veces hemos temido por su vida. El fallecimiento de mi abuelita, Magdalena, una maestra muy querida  en el  barrio de las Rehoyas, fue el primer palazo, con ocho años, mientras residíamos en Mogán, Molino de Viento.

 ¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Mis padres eran demasiados buenos contando cuentos y lo hicieron mucho, nos educaron con amor, principios y respeto a los demás. Sacábamos buenas notas y nos encantaba la lectura de comics.

 ¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sólo:  un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras ….? ¿Te acuerdas del título?

  • Bueno, me leí  casi toda la bibliografía de Mortadelo y Filemón, zipy y zape, Mafalda, los 4 Fantásticos, El principito (este varias veces), Shidarta. De chiquitín me llamaban mas las historietas, pero siempre que iba a casa de algún tío mío, rebuscaba algo interesante y estuvimos un tiempo en nuestra estancia en Mogán bastante entretenidos con Revista del Dojo (artes marciales) un amigo “Ninja” de nuestro padres nos las tría y de paso nos enseñaba trucos de Jiu Jitsu y hacer masajes de Shiatsu,

 Image¿De qué libro guardas un buen recuerdo y porque? Creo que cuando

  • El primer libro como tal que me engancho fue “La conjura de los Necios”, ahí me di cuenta que con la  imaginación y una buena lectura, ésta resultaba también entretenida. “El señor de los anillos”, me encantó. “El Principito“ 

 ¿Qué era lo mejor del verano?

  • Creo que a cualquier niño que se le acaben las clases era lo mejor que podía pasar, la ilusión por que llegará  me ponía muy nervioso los últimos meses de clases, pero siempre saqué muy buenas notas y recuerdo a mis profesoras de Mogán con muchísimo cariño, Inmaculada, Nacha y Doña Pepita, me marcaron mucho  en mi infancia. El verano era diferente cada año, en las Palmas, en Mogán, en Fuerteventura, de nuevo en Las Palmas y bueno, quizás cuando fuimos hacia Cuba, empecé a ser mas hombrecito, 15 años fue la primera vez que fui a Cuba :-)

¿Te gustaba jugar sólo o preferías las pandillas?

  • Siempre fuimos de pandillas, nos gustaba relacionarnos, y la verdad que agradezco en el alma haber  tenido un hermano mayor, Echedey:  no muy mayor, pero lo suficiente como para respetarlo, admirarlo y quererlo muchísimo, siempre fue mi bastón de apoyo. Recuerdo mi primer día de clase en Mogán, con el babero puesto para entrar en parvulitos, conocí a “Loli”, también con Babero, un pequeño percance y me pongo a llorar, aparece mi hermano y me salva de “Loli”, ahí conocí a una amiga y comprendí lo mucho que me quería mi hermano.

 Image¿Recuerdas alguno de tus juegos favoritos con los amigos?

  • ¡Churro mediamanga, mangaentera! Me encantaba jugar con chicas y odiaba hacerlo con chicos, jugábamos mucho fútbol, en Mogán, la verdad que estuvimos rodeados de Naturaleza, tradición y cultura de nuestro pueblo, gracias a nuestros padres, Jorge y Nely, creo que es primordial que en la infancia se tenga contacto directo con la naturaleza, hacíamos “Guerreas” de Veroles con José, Ulises, Urbano, Mario, Coke, Alfredo y muchos otros que no recuerdo su nombre, pero no he podido olvidar su cara y su forma de ser. Dolía mucho porque estábamos muy cerca unos de otros, dos equipos, uno frente al otro y siempre al lado de mi hermano. Una vez le dio por correr con los “más mayores”  para esconderse de mí porque era el más pejín y supongo que ellos estarían de mi hasta el gorro, mi hermano y los chiquillos se escondieron detrás de unas tuneras, y yo sin querer les tiré una “laja” con tan mala suerte que le tuvieron que poner puntos en la cabeza a mi hermano, confundí la cabeza de mi hermanito con un tuno y le pusieron puntos, lo pasé muy mal y estuve disculpándome desde donde estábamos hasta casa de Salvador, el Maestro: —Perdón Eche.. Bueno, tu  también me tiraste un par de años después una cerradura de puerta en toda la boca—. Patinábamos muchísimo, jugábamos mucho futbol, y cogíamos olas, nos encantaba el barranquismo y la Imagemúsica, siempre rondando. Mamá nos daba clase de timple  a los dos y a cuatro o cinco colegios más del municipio de Mogán, a parte de la Rondalla de Mogán, que también le estuvo dando caña, gracias a ellos, tenemos mucha sensibilidad musical y emocional.

 ¿Cuál es el juguete del que guardas un especial recuerdo?

  • Diferentes, pero nunca olvidaré unas Navidades que daba por perdido que los Reyes parasen por casa y nos trajeron el regalo que pedíamos de hundir la flota y una bicicleta, la verdad que siempre les pedí un caballo pero supongo que se habrán equivocado.

¿Que te gustaba coleccionar de niño?

  • Me gustaba guardar muñequitos, pero enseguida me engofiaba con otras cosas, recuerdo hacer un hoyo en el terrenito de la casa de Mogán “Villa Yurena” en Molino de Viento y con mi  hermano enterrar una lata de galletas con tesoros nuestros, cosas escritas, dinero, estampas.

 ImageDe los amigos de la infancia, ¿conservas alguno?

  • Que tenga contacto, algunos, pero no los suficientes. Hemos viajado mucho siempre y eso ha contribuido a tener muchos y muy separados entre sí. En este sentido, el Face me está salvando relaciones que de otra manera podrían estar perdidas y en este sentido me gusta la utilización de la tecnología que no tuvimos de pequeños. Seguro que si hubiera habido facebook cuando éramos chinijos, estaríamos mucho mas unidos y seríamos muchos más. Ahora, por descontado, mis mejores amigos, han sido mi hermano, mis padres, tíos y primos: una familia grande que sigue aumentando y en la que todos son gente buena y con unos valores inmensos.

 ¿De pequeño querías ser como…? (personajes reales, ficticios, cercanos,...)

  • Tarzan, El Ché Guevara, Telemaco, Gandhi , Flavor Flave, Caballero del Zodiaco el Pegaso, como cualquiera que Imagehiciera algo diferente y me llamara la atención.

 ¿Cuando eras pequeño que soñabas ser de mayor?

  • Piloto de una nave espacial encargada de defender la Tierra de  ataques extraterrestres, hasta que empecé a tocar y la imaginación se me coló dentro del increíble e interminable mundo de música.

 ¿Se han cumplido los sueños de tu infancia?

  • La verdad es que sí, en su mayoría. Lo que sí es cierto, es que no he sentido lo que se supone debía sentir al lograr algunos, y el no saber escoger bien y ser demasiado impulsivo.

 Si pudieras volver a ser un niño ¿qué tres cosas no dejarías de hacer?

  • Aprender, tocar y ser alegre y positivo

 Image

 
" Tambien fueron niñ@s" Carmen Zamora PDF Imprimir E-Mail
domingo, 24 de marzo de 2013

ImageCarmen nació el 24 de marzo de 1975 en Las Palmas de Gran Canaria. Es la primera hija de Rosy y Agustín, al que perdió hace unos años. Su hermana pequeña se llama Rosa Delia. Estudió en el Colegio Público “El Drago” en el barrio de La Paterna. Es periodista y actualmente trabaja de Redactora en la productora que desempeña los informativos de la televisión canaria.

Soltera y sin hijos. Le encanta leer, hacer deporte (enganchada al windsurf, aunque dice que no termina de “cazar” vela). Viajar es una de sus pasiones confesables. Hacer fotografía, el cine, la música.

ImageTambién Carmen se ha atrevido con el cine y en 2010 el corto “Yo he bailado con Lolita Pluma” que dirigió con Mariola Prestana obtuvo el premio La Mirada Womad en El Festival de Cine de Las Palmas de Gran Canaria.

En nuestro pueblo su nombre y sobre todo su voz nos suena de Canal Centro Radio que dirigía Paco Ortiz y donde Carmen se atrevió a ponerse detrás de un micro. Cuenta Paco que Carmen vino a traer unas pizzas a la radio, pues por aquella época ella trabajaba en el Kabila. Carmen se quedó prendada de la radio. A través de un amigo Paco se entera del interés de ella por este medio. Y así  paso Carmen a formar parte del equipo de la radio que cada mañana tenía a los satauteñ@s al pie de la noticia. Carmen aprendió pronto -comenta Paco- pues es una mujer muy seria, muy cercana, sencilla y sobre todo valiente.

Durante unos años estuvo al frente del Gabinete de Prensa del Ayuntamiento de Santa Brígida.

Desde mi opinión personal, detrás de ese cuerpo menudo, ojos brillantes y apariencia frágil se esconde una mujer valiente, fuerte y luchadora. Comprometida con la sociedad y la realidad que le ha tocado vivir. Siempre dispuesta a luchar por lo que cree y a dejarse la piel en ello, Emprendedora y soñadora. Carmen siempre tiende su mano para lo que necesites que es una hermosa forma de vivir…

 

"Siempre iba tras una flor roja y llegaba a casa con ella"

 
Si te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria? .Una imagen, un color, un olor, una canción…?
  • Mi infancia la recuerdo rodeada de amigos. Donde quiera que estuviera, había una pandilla con la que compartir momentos de juegos. Los vecinos de mi bloque, para los ratos libres. Los compañeros de clase, para las horas de recreo. Los primos de la península, para los veranos. Mi memoria está llena Imagede carreras, de risas, de gamberradas sanas. Era más buena. Siempre, una ‘niña buena’.
  • Una imagen que se me repite mucho, mi padre conduciendo. Me gustaba ver sus manos al volante desde el asiento de atrás. Eso se traducía en aventura. Tocaba excursión, casi seguro. Día de playa o campo. ¿Un color? El rojo. Siempre iba tras una flor roja y llegaba a casa con ella. ¿Un olor? El del eucalipto. Cuando me ponía mala con algún catarro y tocaban sesiones de vaho, toalla incluida, sobre algún caldero con agua hervida. ¿Una canción? Me río recordándolo: mi madre siempre cuenta que, Imagecasi antes de aprender a hablar, me puse a hacerle los coros a Lolita, con uno de sus primeros temas. Amor, amor, amor. ¡Sin comentarios! Es lo que tiene dejarme en el parquecito sola, delante de la tele.

 Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • No sé si mi fragilidad natural me ha ayudado a borrar los malos momentos. Como un mecanismo de defensa. Lo cierto es que todo lo que recuerdo es feliz. Si tengo que hurgar en la memoria para encontrar un momento triste, la muerte de mi mascota. Un pollito que era mi mejor amigo. Lo cuidaba, le daba de comer, lo paseaba por la casa mientras observaba lo que hacía. Un día, apareció… en una postura que no me gustó nada. Fue la primera vez que sentí que perdía una parte de mí.

 ¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • En casa no eran mucho de contar cuentos. Yo leía. Bastante. Una de esas manías que, afortunadamente, no se me han quitado con la edad.

 ¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sólo:  un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras ...? ¿Te acuerdas del título?

  • Leer, en mayúsculas, que sintiera que hacía algo importante por terminar un libro ‘de verdad’, lo que una niña a mi edad podía considerar como un libro de verdad, fue una historia de Enid Blyton: ‘Los cinco han de resolver un enigma’.

 ¿De qué libro guardas un buen recuerdo y porque?

  • Cualquiera de los de Tintín. Empecé a leer uno y terminé la colección completa. Me encantaba ese mundo de detective ‘por accidente’ y periodista por vocación. Historias muy bien contadas con las que, Imageademás, recorría el mundo y le ponía nombre a países que ni sabía que existía o, viajaba a la Luna, de la misma forma que conocías áreas de las óperas más famosas. Curioso, Hergé. Un genio.

 ¿Qué era lo mejor del verano?

  • Los viajes. Eso de tener la mitad de la familia en la península hacía que los veranos estuvieran compartidos cada año, entre un pueblecito a los pies de Los Picos de Europa o entre alguna de las Islas (Lanzarote y Fuerteventura, principalmente). Un verano a cada sitio.

 ¿Te gustaba jugar sólo o preferías las pandillas?

  • Tenía mis momentos. Si podía salir a la calle, tenía mis pandillas. Pero pasaba horas enteras jugando sola a los ‘clicks’ de playmobil.

 ¿Recuerdas alguno de tus juegos favoritos con los amigas?

  • Me encantaba saltar a la soga y jugar al teje. Y hacer carreras alrededor del bloque. Era muy rápida y solía ganar. Creo que me gustaba por eso.

 ¿Cuál es el juguete del que guardas un especial recuerdo?

  • Un hipopótamo teledirigido. Podría tener cinco o seis años. Pero, lo vi en una tienda y me encantó. Casualmente, ese año me los trajeron Los Reyes Magos. Esa misma mañana se acabaron las pilas.

¿Que te gustaba coleccionar de niña?

  • Estampas. Creo que como a casi todos los niños de mi generación. Salía una colección nueva y… ¡a por el álbum y las primeras estampas! Además, luego ibas cambiando las que tenías y las que Imagequerías. Aunque, yo era muy mala negociando.

 De los amigas de la infancia, ¿conservas algunas?

  • Conservo a mi primera amiga. Nuestras madres se conocieron en el médico. Iban a una revisión. Casualmente (o no, porque las casualidades no existen, creo) vivían en la misma calle. Ana y yo, ya de mayores, contamos la historia diciendo que ya nos saludamos desde la barriguita de nuestras madres. Compartimos guardería juntas, colegio… Y ratos en vacaciones. Aún seguimos en contacto. Aunque, no nos veamos tanto como nos gustaría y la amistad se haya ido enfriando con el tiempo. Cosas que pasan cuando te haces mayor.

 ¿De pequeña querías ser como………….? (personajes reales, ficticios, cercanos,….)

  • Desde que tengo uso de razón quería ser periodista. Así que, mi primer patrón a seguir, Clark Kent. ¡Qué guapo resultaba cuando se quitaba la capa y se ponía esas gafas de pasta y llevaba el pelo tan repeinado! Luego llegaría Tintín… y más de lo mismo. Así que, decir que la culpa de que quisiera ser periodista es de ellos, sería una miserable mentira. La culpa la tuvo Julia Otero por ser tan buena comunicadora. ¡A mí me pilló en plena adolescencia con aquellos pelos de punta en … ¿4x4 se llamaba el programa?

 ¿Cuando eras pequeña que soñabas ser de mayor?

  • He pisado la pregunta con la respuesta anterior. Pero, es cierto. Siempre lo tuve claro. Me gustaba leer. ImageMe gustaba escribir. Y siempre dije que quería ser periodista. Mi querida amiga Ana, mi primera amiga, decía que yo sería escritora y periodista y ella traductora, para traducir mis libros. Ahí estamos las dos. Ejerciendo. Aunque yo aún no haya terminado ninguno de mis proyectos literarios.

 ¿Se han cumplido los sueños de tu infancia?

  • Con creces. Aunque nunca le demos el valor real a las cosas que tenemos. Sin embargo, a medida que van pasando los años, hecho la vista atrás y me rindo ante la evidencia. Tiene mucho mérito todo lo que he hecho. Tanto en el plano profesional como en el personal. Te enseñan, inconscientemente, a hacer ‘grandes’ cosas. Yo, en estos momentos, prefiero ser mejor persona, cada día. Darle valor a lo que realmente lo tiene. Y disfrutar de la vida y de sus irrepetibles momentos. Lo que se va, no vuelve.

 Si pudieras volver a ser un niña ¿que tres cosas no dejarías de hacer?

  • Imposible responder a esta pregunta. Lo haría con la mentalidad de un adulto y no con la inocencia y la experiencia de un niño. Eso es jugar con ventaja. No dejaría de ser un niño. Una niña, en este caso, con mucha ingenuidad y mucha ilusión.

 Image

 
" Tambien fueron niñ@s": Josué del Pino Franco PDF Imprimir E-Mail
martes, 12 de marzo de 2013
 Image

De padre oriundo de La Aldea de San Nicolás (Braulio del Pino Sosa) y su madre nacida en Las Palmas de Gran Canaria (Paqui Franco Santana) Josué Bentejuí Del Pino Franco, nació un martes día 31 de mayo de 1983, a las siete de la mañana en el Hospital Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria. De pequeño estuvo en la guardería y en el Colegio Público del barrio de Lomo Blanco (Las Palmas de Gran Canaria) donde residía, hasta que a los 5 años se trasladó con sus padres y su hermana pequeña Laura Minerva a Llanos de María Rivera (Santa Brígida). Unos ocho años más tarde nacería su otra hermana Ylenia Guayarmina, los cuales aún hoy residen en el barrio de Llanos de María Rivera (Santa Brígida).

ImageJosué desde pequeño con unos seis años, se le vía su rejillo de independiente: ya buscaba su KAMINO. Recuerdo un día que llegué a casa y se había enfadado con su madre y me lo encuentro preparando la maleta (una mochila) quería irse porque no le dejaban hacer lo que él quería. Le pregunto que dónde va a dormir y la respuesta fue sencilla “debajo de un puente” me contestó. Luego le pregunto que cómo se las arreglaría para conseguir comida y me contesta “yo tengo dinero, mira” y me enseña una carterita que tenía con calderilla y me dijo que se pondría a trabajar. Después de un buen rato lo convencí de que si se marchaba de casa, por la noche debajo de un puente si no tendría miedo, que quién iba a darle trabajo con seis años, al final el hombre entró en razones y me contesta “bueno, vale, me quedo aquí” y fue a hacer las paces con su madre.

Cuando yo me afeitaba casi siempre se ponía a ver cómo lo hacía. Recuerdo que un día aparece con una tirita en una ceja y la madre le preguntó qué le había pasado y dijo que se dio un golpe, ja, ja, un golpe no, se había afeitado la ceja.

 Ya viviendo en Llanos de María Rivera comenzó Preescolar y hasta tercero, creo, en la Escuela Unitaria   

del barrio, pasando luego al C.P. Angostura, más tarde al Instituto de Santa Brígida, estuvo trabajando unos cinco años con horario de 7 a 2 de la tarde y terminó el Bachiller por las tardes en el Instituto Tomás Morales, luego pasó por la Universidad de Salamanca, queriendo hacer Biología, veía que harían falta muchos años para terminar la carrera y encima conoció a algunos amigos que la habían terminado y estaban trabajando de dependientes en establecimientos comerciales, lo que le llevó a abandonar dichos estudios y se embarcó en realizar el Ciclo Superior de Técnico Superior en Gestión y Organización de Recursos Naturales, Paisajísticos y Medioambientales, el cual superó con muy buena nota, e incluso hizo las prácticas en el Ayuntamiento de Santa Brígida, dicho curso lo hizo en el Instituto Felo Monzón.

Unos años más tarde, cuando vino la moda, se vestía de rapero, cogía su walkman o su compact . No recuerdo bien; pero se que una profesora, en el Instituto de Los Olivos le preguntó  si le dejaba oír la música que él escuchaba, esperando oír música rapera, pero no. Estaba oyendo a Juan Pardo y a Roberto Carlos. Lo que me ha llevado a pensar muchas veces que las apariencias engañan.

En dicho Instituto ganó un premio, creo que era de redacción o de relatos cortos, realizando una adaptación de un libro que había leído, creo que se titulaba “El último pasajero”.

Más tarde le dio por la poesía. Estando en la autoescuela sacándose el carnét, una señora leyó sus poesías y le dijo que si no le importaba que se leyeran en un programa sobre poesía en Radio Guiniguada. El no tuvo problema en dejárselas y la locutora pensando que era una persona adulta se quedó asombrada por el contenido de dichas poesías; que un joven, de apenas 16-18 años, escribiera ese tipo de poesía.

Ya de pequeño los Reyes Magos le trajeron un órgano y comenzó a aprender a tocar algunas cosillas, de hecho, con oír una canción, sacaba las notas en el órgano.

Luego, en el Colegio de La Angostura, uno de sus amigos, le enseñó sus primeras melodías a la guitarra. Incluso a este amigo le dedicó una de sus canciones “Capitán de mi velero”

Braulio del Pino Sosa


 "Me recuerdo escribiendo letras y letras"

 

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame

  • Aunque nací en Las Palmas de Gran Canaria, en mayo de 1983, y me crié hasta los 6 años en un barrio capitalino, el recuerdo que me viene es el del olor a tierra mojada, las bellotas y el verde de las trebolinas alfombrando las praderas de mi barrio satauteño, mientras suenan bandas sonoras de Bob Marley, Roberto Carlos o Jesucristo Superstar, los dibujos animados por la mañana antes de ir al colegio, y la leche con gofio...mmmm.

 Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • Un momento feliz de mi infancia, lo recuerdo en la azotea de la casa de mis padres, Paqui y Braulio, a quienes les debo la Vida y todo lo que me han regalado, sin condición. Pues en aquella casa, que recuerdo a medio hacer, con las ventanas de tablas de madera y donde quedaban paredes sin pintar o encalar. Recuerdo chamarras rojas, narices frías de la humedad, un ropero roído por algún ratoncito campestre (mus musculus) y unos plátanos con galletas para merendar. En definitiva, una familia que con poca cosa era feliz y unida. Yo soy el mayor de tres hermanos, mis dos hermanas, Ylenia y Minerva, han sido fundamentales en mi Vida para aprender muchas cosas y desde aquí les agradezco en el alma.
  • El momento más triste de mi vida, fue aquél en el que descubrí que la mayoría de las cosas que pensaba que eran de una forma, al final resultaron ser de otra: desde “los Reyes Magos” y su correspondiente macro-negocio consumista y navideño, hasta “el hombre del saco”, pasando por “Dios”, “Iglesia”, “Democracia”, “Justicia”, “Igualdad”, “Libertad”, “Política”, “Derecho a la Vida humana y animal”...

¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?

  • Me recuerdo escribiendo letras y letras... noches repletas de tinta, papeles, pensamientos, reflexiones y sentimientos. La verdad es que no tengo ningún recuerdo de alguien contándome cuentos para dormir, aunque también es cierto que lo de la memoria no es lo mío. Sin embargo, sí que me recuerdo leyendo muchas noches de mi infancia y de mi escasa, pero intensa, Vida de veintinueve años.
  • Me vienen a la mente los libros de la colección Barco de Vapor... pero sobre todo, la revista mensual “Muy Interesante” y esa forma tan especial de ver la Vida del escritor y periodista, J.J. Benítez, persiguiendo OVNIS y revelando informaciones básicas para comprender ciertos detalles importantes.

Image¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sólo:  un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras ….? ¿Te acuerdas del título?

Lo primero que recuerdo haber leído fue un puzzle didáctico de madera que estaba super guapo, donde venían los meses y estaciones del año, los días de la semana... acabo de recordar el olor y los colores de aquellos trozos de madera y una sonrisa ha invadido mi cara.

 ¿De qué libro guardas un buen recuerdo y porque?

  • Son dos los libros: “Le Petit Prince” o “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry, con el cual pude desprenderme de algunas vendas impuestas en mis ojos. Pero el que más me expandió la mirada en el inmenso horizonte Universal, fue “Caballo de Troya”, de J.J. Benítez, quien narra cómo dos generales de una operación secreta americana, viajan en el tiempo hasta el año 0, para comprender quién fue Yèshua, aquel hebreo asesinado por su manera de pensar y ser, al que llaman Jesucristo y del que hoy vive muchísima gente a costa de su imagen y su mensaje mal interpretado. Gracias a estos libros y manuscritos, heredados de quien siempre estaré agradecido, mi padre, Braulio del Pino Sosa, me ayudaron a continuar abriendo los ojos ante las mentiras impuestas en nuestra Historia.

¿Qué era lo mejor del verano?

  • No madrugar, por supuesto. Eso de levantarse cuando aún no está el Sol es ilógico y antinatural. La verdad es que no sé a quién se le ocurrió eso de los “cambios de hora”, obligándonos a gastar tanta luz artificial, recursos y horas de sueño. También recuerdo el olor a cloro de la piscina de algún apartamento del sur, la crema solar y los cuadernillos de Vacaciones Santillana que me mandaban los profesores después del típico “su hijo es listo pero no se esfuerza lo suficiente”. Los mejores veranos eran cuando había dinero para viajar. Uno de los mejores veranos de mi vida, fue cuando nos fuimos toda la familia de viaje por Europa. Desde Barcelona a Estocolmo, atravesando cinco países, 6 personas y un coche con camping-gas. En estas rutas, comenzaban algunas de las pasiones de mi Vida, viajar, recorrer mundo y conocer gentes y lugares de todo tipo.

 ¿Te gustaba jugar sólo o preferías las pandillas?

  • Siempre he sido una persona muy independiente, incluso desde niño. Crecí ya en la era de las televisiones y los videojuegos, es decir, de la incomunicación social y natural, aunque por suerte de vivir en el campo, sacábamos algo de imaginación para jugar hasta enchumbarnos de tierra. En la infancia, si no me recuerdo jugando solo, lo hacía con los tres colegas del barrio, siempre de expediciones o inventando juegos entre el olor a incienso y las garrapatas, después de ver “Oliver y Benji” y merendando galletas “Bandama” rellenas de nata.

 Image¿Recuerdas alguno de tus juegos favoritos con los amigos?

  • El “stop”, era un juego que consistía en utilizar papel y bolígrafo, y cada participante debe anotar palabras que comiencen por la letra que está en juego, en las casillas: nombre, apellidos, cosa, lugar, hecho histórico... vamos, el brain training de nuestra época.

 ¿Cuál es el juguete del que guardas un especial recuerdo?

  • Una pelota saltarina con la que pasaba mis ratos pensando acerca de la Existencia, entre otras pedradas metafísicas que apenas nombraban en el colegio de las raíces cuadradas, los sintagmas proposicionales del verbo y los tirones de oreja.

¿Que te gustaba coleccionar de niño?

  • La afición de coleccionar me llegó de mayor, aunque con poca insistencia, y fue con las chapas de diferentes marcas de cerveza, pero de niño nunca fui coleccionista. Las cosas materiales, siempre las he utilizado mientras me han hecho falta y luego las he regalado, prestado o abandonado.

 De los amigos de la infancia, ¿conservas alguno?

  • Los caminos y circunstancias de la Vida no nos hicieron mantener el mismo tipo de contacto y trato, pero es normal. Crecemos y cada uno madura y evoluciona en función de su propia senda. A veces coincidimos, a veces no, pero siempre quedará el cariño de los recuerdos.

¿De pequeño querías ser como………….? (personajes reales, ficticios, cercanos,….)

  • No tengo recuerdo alguno sobre este tema. Siempre he querido ser como soy y como me marcan mi instinto y las circunstancias de cada instante. Muchas veces me he equivocado, pero querida amiga, en eso mismo consiste la Vida, en conocerse uno mismo y aprender a ser mejor persona cada día, a base de superar dificultades y errores, a base de saber perdonarse a uno mismo y saber perdonar a los demás.

 Image¿Cuando eras pequeño que soñabas ser de mayor?

  • Lo típico que nos meten a muchas personas en la cabeza, entre películas y moldes sociales. Soñaba con ser piloto de avión o detective de policía, tener mi super chalet, mi super coche, toda la última tecnología posible, casarme con una mujer despampanante en una super iglesia con super banquete repleto de lujos, tener muchos hijos y ver el fútbol los domingos por la tarde... vamos, todo lo que no aspiro a ser ni hoy día ni mañana, excepto lo de los hijos, jejeje...

 ¿Se han cumplido los sueños de tu infancia?

  • Por suerte, no. De ser así, no hubiese sido más que otra persona hipotecada de por vida, con un sinfín de deudas que pagar o en lo más alto del top de la avaricia, la superficialidad y la amargura depresiva. En cambio, acabé siendo Técnico Superior en Gestión de Recursos Naturales, Paisajísticos, Medioambientales y Agrícolas, aunque vivo en un sitio llamado Canarias, donde mucho “enamórate de mí” pero muy poca inversión en protección de fauna y flora, en agricultura y medioambiente, en general. Gracias a no acabar como pensaba, en la jet set del capitalismo, un día agarré un papel y un bolígrafo y conocí la expresión del Alma en letras... agarré una guitarra y descubrí la música que corría por mis venas... me tropecé con el Flamenco y conocí ese pequeño Duende que dicen que tengo y comencé a hacer música.
  • Gracias a no ser quien aspiraba ser de pequeño, a día de hoy he recorrido miles de kilómetros con mis pies, he podido compartir aventuras con cientos de personas diferentes, de sitios y culturas diferentes, y experimentar millones de situaciones y experiencias, que aún no son más que uno de los primeros Imagecapítulos de esa apasionante excursión a la que llaman Vida. Gracias a eso, hoy soy quien soy, un humilde individuo más de esta especie que llamamos “humana”, una especie más entre millones de hermosas especies con las que convivimos en este planeta. Gracias a eso, hoy estoy enamorado de la Vida, enamorado de Erika Fiorio, la persona con la que comparto mi Kamino, nuestro Presente y nuestros proyectos futuros y desde aquí le mando un beso y un abrazo.
  • Gracias a no ser quien aspiraba ser, hace tiempo que compongo mis propias canciones y puedo expresarlas por muchos rincones y conciertos canarios, peninsulares y del mundo, tanto en solitario como con mi banda “Buenkamino”. Recientemente, y después de un gran viaje de 7 meses por España, he regresado a Gran Canaria y he entrado a formar parte de la Compañía de Flamenco “Reynier Mariño”, con quienes tengo el honor de compartir escenario, estrenando el espectáculo homenaje a Federico García Lorca, “Lorca en Mí”, los próximos días 22 y 23 de marzo de 2013, a las 20:30, en el Teatro Guiniguada de Las Palmas de Gran Canaria. Si te quieres emocionar, no se lo pierdas.

Si pudieras volver a ser un niño ¿que tres cosas no dejarías de hacer?.

  • No dejaría de chapotear en los charcos de barro o pasear bajo la lluvia, aunque eso me cueste un resfriado empapado en mocos. No dejaría de experimentar las cosas por mí mismo, me digan lo que me digan. No dejaría, jamás, de criticar lo que me parezca mal y reivindicar lo que, bajo mi punto de vista me parezca injusto.
Image
 
" Tambien fueron niñ@s":Ignacio López Santana PDF Imprimir E-Mail
sábado, 09 de febrero de 2013

ImageImage Ignacio López Santana es el primero de los dos hijos que tuvieron Ignacio López Padrón y Pilar Santana Navarro. Su hermano pequeño se llama Armando. Vivieron en una casita en la subida del cementerio, hasta que sus padres agricultores se mudaron a las tierras que cultivaban en las Meleguinas. Ignacio con pocos años se quedó en el pueblo, viviendo con sus tíos en la calle General Franco.  Echaba una mano en el comercio de tejidos y calzados de sus tíos al tiempo que estudiaba en el antiguo Grupo Escolar que con el tiempo se convertiría en el Ceip Juan del Río Ayala. Destacó como buen estudiante y tras el Bachillerato Superior, se formo en contabilidad, cálculo y mecanografía, aportándole las herramientas básicas para entrar a trabajar en el grupo Sauermann de automóviles. Empezó desarrollando tareas de contabilidad, pasando a jefe de ventas, director comercial y director de personal. Los últimos años de su vida profesional estuvo de  director comercial de Gran Canaria Motor S.A. (Peugot).

Ignacio López siempre estuvo muy apegado a su pueblo, sus costumbres y tradiciones y su gente. Ya en su juventud participó activamente de la organización de las fiestas en honor a su patrona “Santa Brígida”. Hace dos años tuvo la oportunidad de hacer un hermoso repaso por  esos tiempos  cuando fue nombrado pregonero de las fiestas más participativas de la Villa.

Está casado con Lucia Rodríguez, hija de la maestra de escuela Doña Lucia, y tiene tres hijos y una hija: Cosme Antonio, Ignacio José y Ángel Luis y Gema.


 "De pequeño quería ser médico"

ImageSi te pido que hagas un viaje a tu infancia ¿qué es lo primero que se te viene a la memoria?  Una imagen, un color, un olor, una canción…..? Cuéntame.
 
  • La Plaza de la Iglesia, para nuestra generación, con la que compartimos niñez y juventud, tiene un significado especial. Fuera de los muros de la escuela era el centro de toda nuestra actividad.
  • Recuerdo con mucho cariño los años que estuve de monaguillo y sobre todo con D. Francisco Gonzales. Cuando  le birlábamos el vino y cambiábamos la clasificación de las películas para no confesarnos.

Cuéntame  un momento muy feliz de tu infancia y uno que recuerdes con tristeza.

  • El mes de diciembre para exponer los juguetes en el comercio de mis tíos. Se ponía a tope cuando salíamos de la escuela.
  • Momentos tristes por suerte, no recuerdo ninguno importante.
 
¿Para dormir preferías leer o que te contaran un cuento?
 
  • Leer cuentos y oír por la radio “Terror en las ondas”; que producía el efecto contrario, no dormir en toda la noche.

¿Recuerdas que fue lo primero que leíste sólo:  un libro de cuentos, un tebeo, un libro de aventuras ….? ¿Te acuerdas del título.

  • Cuentos del Capitán Trueno, Jabato, tebeos y otros

¿De qué libro guardas un buen recuerdo y porque?

  • “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez. Lo leí en mi juventud, me recordaba historias pasadas y me hizo un aficionada total a la lectura.

¿Qué era lo mejor del verano?

  • Disponer de más tiempo libre para jugar con los amigos y ayudar en el comercio de mis tios.

 ¿Te gustaba jugar sólo o preferías las pandillas?

  • Por supuesto las pandillas

¿Recuerdas alguno de tus juegos favoritos con los amigos?

  • Fútbol con la pelota de trapo, calimbre, la piola, la pared, pinta la uva, las chapas y sobre todo contar historias de miedo, de brujas. Y por lo bajito y en secreto que se le vieran las rodillas a la muchacha en la última película del domingo a las tres.

Image¿Cuál es el juguete del que guardas un especial recuerdo?

  • La colección de soldaditos de plomo.

¿Que te gustaba coleccionar de niño?

  • Estampas de todo tipo y pegarlas en su álbum correspondiente.

De los amigos de la infancia, ¿conservas alguno?

  • Quedan algunos. Por desgracia muchos ya no están y otros viven en diferentes lugares.

¿De pequeño querías ser como………….? (personajes reales, ficticios, cercanos,….)

  • Como los héroes de las películas del Oeste

¿Cuando eras pequeño que soñabas ser de mayor?

  • Médico

¿Se han cumplido los sueños de tu infancia?

  • Mirando hacía atrás, y en términos generales estoy satisfecho con los derroteros de mi vida.

Si pudieras volver a ser un niño ¿que tres cosas no dejarías de hacer?.

  • Estudiar, jugar y conservar la amistad.
Image
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 Siguiente > Final >>

Resultados 16 - 30 de 68

Menú principal
Inicio
Entrevistas
Cuentos para leer
Quien soy
Palabritas de Lucía
Descargas
Tablón de Avisos
Contactar
Deja tu comentario